fbpx
China y cómo controla digitalmente a su población

China y cómo controla digitalmente a su población

China usa cuatro herramientas para controlar a su población. Vea cuáles son y cómo funcionan.

(Agosto 18, 2019 – Redacción). La Fundación para el Progreso, FPP con sede en Chile ha publicado un excelente artículo y video sobre cómo China mantiene una censura draconiana sobre sus ciudadanos. Lo explica la periodista e investigadora Sascha Hannig, Coordinadora de Proyectos del equipo de Relaciones Internacionales de la FPP. Esta censura y control social se realiza desde el tope de la jerarquía china a través de cuatro acciones de control social:

Las cuatro herramienta chinas para el control social son:
1. La Gran Muralla Digital
2. Crédito Social Digital
3. Supervigilancia orwelliana
4. Lealtad público-privada (por las buenas o por las malas)

Sascha Hannig es coordinadora de Proyectos del equipo de Relaciones Internacionales de la Fundación para el Progreso (FPP). Periodista, minor en historia y economía de Oriente, candidata a Magíster de la Universidad Adolfo Ibáñez y Alumni de la Universidad el Cato 2013. Fue presidenta de la Federación de Estudiantes de la UAI (2016) y colaboradora en El Mercurio. Ha publicado novelas de ficción (2010, 2012, 2015) y artículos académicos en análisis internacional.

Artículo completo de f.p.p.

Distopía Digital: Cuatro herramientas que China usa para controlar a su población

Publicado en: https://fppchile.org/es/distopia-digital-cuatro-herramientas-que-china-usa-para-controlar-a-su-poblacion/

«Este sitio web no está disponible», decía la pantalla de la computadora, llena de ideogramas y garabatos que no tenía cómo entender. Había tratado de entrar a Facebook, Google, Twitter, Hotmail, Yahoo —¡lo que fuera!— para escribirle a mi familia y amigos. Tenía 16 o 17 años, acababa de llegar a China y era ingenua. Llamé a la recepción del hotel donde me había alojado en Shenzhen y me dijeron que nada de eso «existía». Entonces pregunté cómo podía comunicarme con el resto del mundo. Debía usar WeChat (el «Whatsapp» chino) o, según me dirían mis conocidos después, «burlar la seguridad» con un VPN y fingir ser un computador irlandés.

Esa primera experiencia con «La Gran Muralla Digital» (The Great Firewall) me dejó un sabor amargo en la lengua, como sucede a muchos extranjeros que chocan con ella[1]. Y es que, si bien hay alternativas chinas para gran parte de las redes que utilizamos en Occidente, todas carecen de elementos que, para quienes crecimos como internautas, son esenciales: la libertad de acceso, la comunicación abierta con la comunidad o la producción libre de contenidos. El gobierno de China, en lugar de esto, dispone de un sistema que controla y censura activamente todo lo que se produce.

Parece increíble. En Occidente damos por sentado que internet es una herramienta que nos libera y «horizontaliza» el poder. Solemos creer que la tecnología siempre aporta a nuestra calidad de vida, y que es el resultado del trabajo de muchos actores de distintas naturalezas y adscripciones — ingenieros, inventores, académicos, empresas privadas y organismos gubernamentales con ciertos grados de independencia, etcétera— [2], pero no es necesariamente así, al menos, no para China.

El control tecnológico del gigante asiático va más allá de borrar contenidos o prohibir plataformas occidentales. Tecnologías como la inteligencia artificial, la ciencia de datos, el control de la información y los más modernos avances, se han convertido en aliados que, posiblemente, lleven al país a ser la primera distopía digital de la historia. En particular, hay cuatro herramientas que el Partido Comunista Chino (PCC) utiliza hoy y que podrían llevar en esa dirección.

1. La Gran Muralla Digital

La censura del contenido por parte de gobiernos autoritarios es una práctica tan vieja y común que ya forma parte de sus manuales de ejercicio del poder. En el siglo XX, la manipulación y monopolización de los medios de comunicación, así como «pinchar teléfonos», leer la correspondencia privada y sesgar ideológicamente la educación, fueron herramientas que permitieron a las dictaduras controlar y caracterizar a sus enemigos para evitar que la población conociera sus errores junto a las las atrocidades que muchos cometían contra la población[3].

Para China, un país regido por una dictadura nacida en el siglo XX que alcanzó la «era de la información», la llegada de internet significó un desafío. Si bien ha sido una oportunidad para el crecimiento del país —China es hoy uno de los pioneros en economía digital[4]— también ha supuesto una potencial amenaza para la estabilidad y el control de la información, celosamente custodiada durante toda la historia de la República Popular. Así, desde fines de la década de los noventa, y prácticamente al mismo tiempo que internet comenzó a masificarse, las autoridades decidieron que internet debía ser tratado como un asunto de seguridad nacional[5]. De ahí la idea de levantar una protección, una muralla, para contener los peligros. A esto se le llama, The Great Firewall, aludiendo a la Gran Muralla China que dividió al país de sus enemigos antes de la conquista mongola.

¿Cómo hacerle frente a una tecnología de tan «alto riesgo», que prometía conectar, derribar barreras y darle voz a quienes estaban invisibilizados? Pues con una arquitectura de leyes, instituciones, empresas y otras herramientas tecnológicas diseñadas para la censura. Esto sumado ala combinación de estrategias orientadas al mercado, propaganda omnipresente, mecanismos de presión, persecución a disidentes y una importante inversión local e internacional para mitigar el impacto que esto significa para la imagen del país[6].

Dos décadas después, el resultado es una enorme y muy sofisticada máquina de control y censura que recrea una especie de realidad paralela en la que 800 millones de usuarios de internet, equivalentes al 54% de la población china[7], viven y operan en un sistema casi totalmente desconectado del resto del mundo.

El contenido que estos ciudadanos digitales pueden ver, producir o compartir, está limitado por legislaciones, filtros, rastreo, censores humanos e inteligencia artificial. Qiang Xiao, profesor de la Universidad de Berkerley, California, disidente chino y fundador del sitio China Digital Times, ha descubierto una serie de documentos sobre la estrategia del PCC a los que accede a través de informantes anónimos. El académico argumenta que existe una lista de noticias y comentarios que deben ser activamente prohibidos por los censores. Entre estos se encuentra todo lo que manche la imagen del PCC, que ataque al sistema o que aluda a los sistemas democráticos occidentales. También son objeto de censura cualquier cosa que fomente las asociaciones o sindicatos ilegales o, por ejemplo, que acuse la  restricciones a la libre expresión[8].

Y es que una broma, un comentario negativo o incluso una búsqueda curiosa constituyen una amenaza para los objetivos del PCC, que intenta mostrarse ante el mundo como un país exento de corrupción, estable y preocupado por el desarrollo[9].

“La gran victoria del sistema no es simplemente el bloqueo exitoso, sino que los ciudadanos no demanden información alguna y se conformen con el sistema”

Pero la limitación del acceso al contenido no es suficiente. El gobierno debe asegurarse de entrar en las mentes y los corazones de sus ciudadanos, normalmente mediante la exacerbación del nacionalismo y de ciertos valores políticos del sistema. Hay un enorme trabajo para posicionar ideas siguiendo una estrategia de «refuerzo positivo» que premia el «buen comportamiento». Por ejemplo, se le paga a ciudadanos para que escriban comentarios pro-gobierno en las redes y así influir en la opinión pública. Con el tiempo, se ha vuelto común la censura social o, más específicamente, el shaming (avergonzamiento público); son los mismos usuarios los que denuncian a quienes hablan en contra de los intereses del país[10]. Así, la gran victoria del sistema no es simplemente el bloqueo exitoso, sino que los ciudadanos no demanden información alguna y se conformen con el sistema[11].

Desde 2012, la administración de Xi Jinping ha puesto énfasis en el «microcontrol» de los comentarios, y la ley de ciberseguridad de 2017 ha profundizado la supervigilancia del comportamiento, aumentando las obligaciones que los proveedores y empresas digitales tienen con el Estado. Esto, además de limitar el uso de Virtual Private Networks (VPN), la herramienta con la que muchos se conectan a la red internacional[12]. En consecuencia, se han hecho comunes las penalizaciones a civiles que opinan en contra de los intereses de gobierno. Las multas no son demasiado altas en un principio (se encuentran entre US$ 50 a US$ 100), pero con el tiempo puede implicar condenas más graves[13].

 

2. Crédito Social Digital

Las restricciones en el uso de internet son un primer paso para conseguir el control, pero no son suficientes para lograr el monitoreo de la actitud y el pensamiento de los ciudadanos. Personas reprimidas suelen rebelarse, o simplemente burlar las trabas que se le ponen. Pero las convencidas, afianzan el sistema y cuestiona las propuestas extranjeras[14]. De esa lógica nació el Sistema de Crédito Social, cuyo fin es la «armonía social»[15], según el documento oficial del Consejo de Estado del 14 de Junio de 2014. Su propósito es:

“(…) hacia 2020, haber establecido las leyes fundamentales, regulaciones y estándares del crédito social. Haber creado un sistema de investigación que incorpore a toda la sociedad y su información (…), para así, darle total dominio a los mecanismos que promueven la confianza y castigan la mala fe o la desconfianza. (…) Establecer mecanismos de incentivo para la auto-corrección y la auto-mejora que se enfoquen en disminuir los actos que quiebren la confianza, y promover mecanismos que aseguren la protección de los ciudadanos que se han arrepentido de ellos (…) Establecer mecanismos de investigación de infracciones al sistema de crédito, además de castigar severamente la filtración al extranjero de secretos financieros o estatales. (…) Fortalecer el rol de la supervisión social”[16]

El párrafo anterior puede sonar algo críptico o excesivo, pero ayuda a explicar cómo China está juntando su infraestructura de supervigilancia cibernética con un sistema de puntuación similar al que se usa comúnmente para la evaluación financiera, que muchos asociamos a instituciones como Equifax, o para la evaluación de riesgo de clientes bancarios.

En occidente aceptamos que un sistema, a la hora de aprobar créditos, abierta y explícitamente verifique el comportamiento de deuda y pago para saber si una persona es disciplinada y confiable. Pero el uso que tiene en China estos registros es muy diferente y con otros fines. La vigilancia y los métodos de «premio y castigo» no se basan solo en el cumplimiento de la ley, sino que son parte de una evaluación moral y su propósito tiene consecuencias peligrosas en los ámbitos de la confianza y la libertad. Así, sustentado en una larga tradición «confuciana» de control social, el gobierno está constantemente supervigilando y evaluando a los usuarios[17]. De esta manera sabe si los ciudadanos son «de confianza», creen en las ideas del partido y son consecuentes con estas. De ahí la frase: «el gobierno pone el escenario, el pueblo canta en armonía».[18]

“Las personas se preocupan obsesivamente por sus puntajes sociales en todo momento y lugar, en especial cuando interactúan con otros que les evalúan.”

¿Y cómo funciona este sofisticado diseño? Pues, es similar a Nosedive, el primer episodio de la tercera temporada de Black Mirror[19], en el que las personas se preocupan obsesivamente por sus puntajes sociales en todo momento y lugar, en especial cuando interactúan con otros que les evalúan. Desde su entrada como piloto en 2015, el Crédito Sésamo ha sido presentado como un juego social (gamification). Los usuarios compiten por ser los mejores ciudadanos y cada individuo tiene una cuenta que asocia un puntaje a cada comentario, compra, palabra buscada o app descargada. Incluso cada aparato utilizado. En suma, todo el comportamiento online (e incluso offline), en todas las plataformas. ¿Y de dónde salen los datos? Las empresas de telefonía, internet, tecnología, e incluso de compra y venta, abren esta información al gobierno, que se ampara en sus mismas leyes para solicitar los datos. Un caso emblemático es el de la aplicación WeChat, que tiene más de 1000 millones de usuarios[20]. Además se han creado empresas dedicadas al procesamiento de datos para afianzar el sistema de crédito social[21].

En consecuencia, cada usuario tiene un puntaje acumulado, que es público y compartido a todos los contactos que tiene. Un buen ciudadano tendrá un puntaje alto, que podrá traducir en beneficios, como por ejemplo, permisos de viaje más holgados. Un ciudadano de «poca confianza» —aquel que utiliza VPN, compra en plataformas extranjeras, habla en contra del régimen o conversa con extranjeros— tendrá un puntaje bajo. Esto se traduce en castigos que van desde el rechazo social —ser «amigo» de estos ciudadanos baja puntaje— hasta el castigo directo, como la imposibilidad de viajar al extranjero. De hecho, en 2018, 23 millones de viajes (17.5 millones aéreos) fueron anulados por el gobierno por no contar con crédito social suficiente[22].

En el largo plazo, el mal desempeño en este «juego» puede hasta llevar a prisión. De hecho, ya se incorporaron al sistema las «listas negras» de deuda o comportamiento y la cadena del gobierno Xinhua ha informado en su sitio en inglés, en reiteradas ocasiones, lo efectivo que es el sistema[23].

China ya ha recurrido al gamification y el juicio de los pares para modelar otros comportamientos. Por ejemplo, la aplicación de la empresa Xiaomi recolecta información sobre el bienestar físico de los ciudadanos. Si uno tiene amigos en la app, estos pueden saber cuántos pasos uno caminó en el día, cuánto pesa e, incluso, cuál es mi «puntaje de salud». WeChat hace algo similar con el podómetro de la app, que compara los pasos que da un ciudadano con los de sus contactos.

En fin, el sistema de crédito social seguirá en marcha blanca hasta el próximo año, cuando se convertirá en obligatorio para todos los ciudadanos. Se trata de un trabajo de largo aliento que el país ha complementado con un amplio aparataje de propaganda para «cuidar la armonía y el bienestar de sus ciudadanos».

.

.

Puede descargar el artículo completo en PDF.


Imagen inicial: VK con insumos de Pixabay.

Noticias Relacionadas

Artículos Relacionados


¿Tiene información sobre esta noticia?

15 + 2 =

(Puede ser anónimo)


NOTA LEGAL. 1. El grado de certeza asignado por VK a una información noticiosa no debe considerarse un dictamen forense, sino una conclusión experta basada en información y documentos públicos de fuentes consideradas confiables. 2. Las fuentes citadas y conectadas por direcciones URL pueden cambiar o desparecer y su comportamiento no está en control de VerifiKado. 3. La información de este análisis puede cambiar por alguna de estas razones: a) Se agrega nueva información verificada o b) Se retira información considerada inexacta o no confiable. 4. En todo caso, la información se entrega “AS IS”, como se presenta al momento de ser consultada. Más sobre nuestro proceso de verificación.

Si usamos FaceApp ¿Los rusos tienen ahora acceso a todas nuestras fotos?

Si usamos FaceApp ¿Los rusos tienen ahora acceso a todas nuestras fotos?

No hay evidencias aún de que se hayan usado las fotos para propósitos distintos a los del app, pero tampoco hay pruebas de lo contrario y, sí, muchas sospechas.

s(Julio 27, 2019 – Javier Brassesco). El llamado #AgeChallenge se he hecho viral en estos días, cuando incluso las celebridades han utilizado esta aplicación que trata de predecir cómo se verán los usuarios dentro de algunos años a partir de fotografías recientes.

FaceApp, que controla dicha aplicación, tiene su sede en San Petersburgo, Rusia, y el desarrollador de software Joshua Nozzi advirtió que se están bajando todas las fotos que los usuarios tienen en la misma, no solo las que utilizaron para este reto particular.

Legisladores demócratas han pedido al FBI una investigación al respecto, en especial el líder de la minoría demócrata en el Senado, Charles Schumer.

Muchas cosas no están del todo claras

Aunque FaceApp tiene su sede en Rusia, Will Strafach, director ejecutivo de la compañía de seguridad digital Guardian Firewall, explica que ese simple dato no debe ser motivo de preocupación, pues “cualquiera, desde cualquier parte del mundo, puede acceder a un servidor y utilizar los datos que están almacenados allí”.

Strafach advierte que los usuarios creen que esas fotos que fueron procesadas por la aplicación solo están en sus teléfonos, pero que en realidad han sido subidas a la nube sin consentimiento.

Desde FaceApp aseguran que solo se han subido las fotos seleccionadas por los usuarios, no las demás que éstos han almacenado en la aplicación, y que la mayoría de éstas fueron sacadas de la nube en 48 horas, una explicación que Strafach define como “muy vaga e imprecisa”.

Los términos de utilización de FaceApp ya han sido definidos justamente así: demasiado vagos. Y esa falta de precisión hace que la compañía pueda utilizar las fotos de los usuarios de la manera que desee. Pero tampoco es algo inusual para una compañía de este tipo.

En realidad no existe evidencia de que FaceApp haya compartido con terceros la información que recibe a través de la aplicación, y utilizar la misma no significa que todas sus fotos podrán ser utilizadas. Pero al mismo tiempo la compañía no ha explicado de una manera clara cuáles fotos ha subido a sus servidores ni qué hará con las mismas.

Estados Unidos está a la zaga en materia de legislación para proteger la privacidad de sus ciudadanos en el mundo digital, aunque actualmente el Congreso tiene bastante adelantado un proyecto de ley al respecto y parece haber interés en los dos grandes partidos del país en sacarlo adelante.

Así que aunque las alarmas puedan parecer exageradas, es conveniente que los estadounidenses (así como los usuarios de otros países) tengan en cuenta su privacidad y seguridad antes de descargar cualquier información personal en una aplicación.


Imagen inicial: Tomada de Flickr.

Noticias Relacionadas

Artículos Relacionados


¿Tiene información sobre esta noticia?

5 + 4 =

(Puede ser anónimo)


NOTA LEGAL. 1. El grado de certeza asignado por VK a una información noticiosa no debe considerarse un dictamen forense, sino una conclusión experta basada en información y documentos públicos de fuentes consideradas confiables. 2. Las fuentes citadas y conectadas por direcciones URL pueden cambiar o desparecer y su comportamiento no está en control de VerifiKado. 3. La información de este análisis puede cambiar por alguna de estas razones: a) Se agrega nueva información verificada o b) Se retira información considerada inexacta o no confiable. 4. En todo caso, la información se entrega “AS IS”, como se presenta al momento de ser consultada. Más sobre nuestro proceso de verificación.

Un fact-checking para Trump en materia medioambiental

Un fact-checking para Trump en materia medioambiental

Un recorrido por las cifras claves de la gestión ambiental del gobierno de Donald Trump.

(Julio 25, 2019 – Javier Brassesco). El 8 de julio el presidente Donald Trump ofreció desde Washington un discurso en el que hizo énfasis en los logros de su gobierno en materia medioambiental.

El sitio factcheck.org realizó una detallada verificación de sus afirmaciones, y aquí les presentamos un resumen:

EPA (Agencia de Protección del Mediaombiente) realizó en 2018 más limpiezas de sitios contaminados con sustancias peligrosas (“Superfund sites”) que ningún otro año en la historia. Es falso: por año calendario, en 2018 se realizaron 18 limpiezas en estos lugares, y 22 si hablamos del año fiscal. En 1996 EPA eliminó 45 de estos botaderos (34 si hablamos del año fiscal).

En cada año entre 1995 y 2001 hubo al menos 19 de estos sitios que fueron eliminados. En lo que va de 2019, ya transcurrido más de la mitad del año, apenas se ha cerrado uno de estos sitios.

-EEUU ha reducido las emisiones de dióxido de carbono más que cualquier país desde el año 2000. Aunque en su discurso no mencionó el término “cambio climático”, Trump sí se refirió a la reducción de emisiones de dióxido de carbono, y si bien es cierto su afirmación en términos absolutos (EEUU ha reducido sus emisiones de CO2 más que cualquier otro país en el mundo desde el año 2000), no lo es en términos percentuales. Aunque en el año 2018 las emisiones de CO2 subieron un 1,9% en EEUU, en términos generales ha habido muchos avances en esta materia, y hoy el país está en niveles de 1990, logrando un descenso de 14% desde el año 2000. Pero otros países que forman parte del Acuerdo Medioambiental de París pueden exhibir cifras más contundentes, como Dinamarca (una caída de 34% entre el año 2000 y 2016), Reino Unido (29%) o Francia (20%).

-Una regulación que disminuirá la intoxicación por plomo en niños. Trump se jactó de esta nueva regulación, pero olvidó mencionar que la misma fue diseñada por EPA (todavía no ha entrado en vigor) solo después de una orden judicial de diciembre de 2017.

-El acceso a agua potable. Trump se atribuyó la responsabilidad de que Estados Unidos apareciera en los primeros lugares en acceso a agua potable según un estudio realizado por las universidades de Yale y Columbia.

Pero aunque el estudio fue publicado en enero de 2018, fue realizado en 2016, cuando Trump aún no era presidente.

-El Nuevo Acuerdo Medioambiental costaría 100 billones de dólares a EEUU. Trump habló de lo costoso que representa para su país el llamado Green New Deal (Nuevo Acuerdo Medioambiental), y mencionó una cifra: 100 billones (100 trillones en inglés, es decir: 100.000.000.000.000). Pero lo cierto es que dicho acuerdo no es más que un conjunto de propuestas para ayudar a abordar el calentamiento global. Es una resolución no vinculante que los demócratas introdujeron al Congreso (y que no logró apoyo en una votación previa realizada en marzo), y es demasiado vago como para ponerle un precio.

-La contaminación por partículas en el aire es seis veces menor a la media global. Esto es cierto, pero aquí cabría aclarar que la media global se dispara por los altos niveles de polvo que provoca en el aire el desierto del Sahara.


Imagen inicial: VK con insumos de Pixabay.

Artículos Relacionados


¿Tiene información sobre esta noticia?

9 + 15 =

(Puede ser anónimo)


NOTA LEGAL. 1. El grado de certeza asignado por VK a una información noticiosa no debe considerarse un dictamen forense, sino una conclusión experta basada en información y documentos públicos de fuentes consideradas confiables. 2. Las fuentes citadas y conectadas por direcciones URL pueden cambiar o desparecer y su comportamiento no está en control de VerifiKado. 3. La información de este análisis puede cambiar por alguna de estas razones: a) Se agrega nueva información verificada o b) Se retira información considerada inexacta o no confiable. 4. En todo caso, la información se entrega “AS IS”, como se presenta al momento de ser consultada. Más sobre nuestro proceso de verificación.

¿Puede el perfume en un auto con aire acondicionado producir un incendio?

¿Puede el perfume en un auto con aire acondicionado producir un incendio?

Lo que claman los videos compartidos de este hecho es falso. Pero la explosión no lo es, solo que no ocurrió por fuga de perfume vaporizado y tampoco por el hecho de que estuviera encendido el aire acondicionado.

(Julio 16, 2019 – Fernando Nunez-Noda).  Circula intensamente en Twitter, Facebook, Whatsapp e Instagram un video en el que se observa cómo un adolescente, y presumiblemente todos los pasajeros de un automóvil, son envueltos en una llamarada de fuego. ¿Qué la produjo? Supuestamente una botella de perfume abierta dentro de un carro con aire acondicionado.

La advertencia de todos los posts que contienen el video es el peligro de abrir un perfume dentro de un carro sellado y frío por aire acondicionado. Si se enciende una llama el perfume que flota en el aire sería un combustible que distribuye el fuego en el espacio cerrado. Pero ¿es esto cierto?

No era perfume y no fue por el aire acondicionado

El caso es que el video es de 2015 y muestra a un adolescente que activa un encendedor produciendo una bola de fuego que llena todo el espacio. La combustión es real pero no porque el aire estaba lleno de perfume, sino de «clothes spray«, una sustancia que se aplica vaporizada a la ropa para reducir la estática. Es altamente inflamable. Algunos posts en Reddit indicaban, equivocadamente, que era gas butano que se había escapado del envase. En realidad fue un escape de «clothes spray» marca FidFad que llenaba el espacio interno del vehículo. Dado que estaba cerrado por el aire acondicionado, el gas se concentró.

Uno de los heridos publicó esta declaración: «Mi hermano y yo estamos bien, gracias a Dios, obtuve un 6% de quemaduras, lo que sucedió fue que nos estábamos divirtiendo en el auto filmando un video con las ventanas cerradas y olimos algo raro, pero no sabíamos que era Fidfad (no le prestamos mucha atención, luego mi hermano usó el encendedor que prendió fuego al gas, y me alegra decir que estamos a salvo y que todos los rumores que salieron no son ciertos, y cuidado con las fugas de gas en cualquier lugar».


Imagen inicial: Capturas de pantalla del video.

Artículos Relacionados


¿Tiene información sobre esta noticia?

6 + 2 =

(Puede ser anónimo)


NOTA LEGAL. 1. El grado de certeza asignado por VK a una información noticiosa no debe considerarse un dictamen forense, sino una conclusión experta basada en información y documentos públicos de fuentes consideradas confiables. 2. Las fuentes citadas y conectadas por direcciones URL pueden cambiar o desparecer y su comportamiento no está en control de VerifiKado. 3. La información de este análisis puede cambiar por alguna de estas razones: a) Se agrega nueva información verificada o b) Se retira información considerada inexacta o no confiable. 4. En todo caso, la información se entrega “AS IS”, como se presenta al momento de ser consultada. Más sobre nuestro proceso de verificación.

¿Es inocuo para la salud el uso de los vapes con aroma?

¿Es inocuo para la salud el uso de los vapes con aroma?

Hay evidencias recientes de que la exposición aguda a los cigarrillos electrónicos saborizados (vape) «exacerba la disfunción endotelial», que a menudo precede a las enfermedades cardiovasculares. Este estudio se suma a la creciente evidencia de que los líquidos en los cigarrillos electrónicos pueden dificultar la capacidad de las células humanas para sobrevivir y funcionar. 

(Julio 9, 2019 – Dr. Rigoberto J. Marcano Pasquier). Según los resultados de un trabajo que fue publicado en el número de junio de la revista Journal of the American College of Cardiology, la exposición aguda a los cigarrillos electrónicos saborizados (vape) exacerba la disfunción endotelial, que a menudo precede a las enfermedades cardiovasculares.

El estudio se suma a la creciente evidencia de que los líquidos en los cigarrillos electrónicos con sabor que se utilizan en los vapeos pueden dificultar la capacidad de las células humanas para sobrevivir y funcionar. Los autores dicen que estos cambios, algunos observados en ausencia de nicotina, se sabe que desempeñan un papel en la enfermedad cardíaca.

Los expertos dicen que esta creencia se deriva no solo de la presencia de menos químicos que causan cáncer que de los cigarrillos combustibles, sino también del hecho de que muchos productos de vapeo se venden en sabores dulces o afrutados que pueden parecer inofensivos.

Aunque los cigarrillos combustibles tienen prohibido contener sabores característicos, con la excepción del mentol, otros productos de tabaco, incluidos los cigarrillos electrónicos, los cigarros, los cigarros pequeños, los cigarritos, el tabaco sin humo y la cachimba no tienen restricciones con respecto a la adición de sabor.

Los líquidos electrónicos están disponibles en una amplia variedad de saborizantes, con ≈7000 en el mercado, siendo los líquidos electrónicos con mentol, dulces y afrutados los más populares.

El endotelio desempeña un papel clave en el mantenimiento de la homeostasis vascular, que se ha demostrado que se ve afectado por varios factores de riesgo cardiovascular, incluido el consumo de cigarrillos combustibles.

La disfunción endotelial no solo precede al desarrollo de la aterosclerosis, sino que también predice peores resultados, como el infarto de miocardio y la muerte cardíaca.

Se ha demostrado que fumar cigarrillos con combustión induce una disfunción endotelial caracterizada por un aumento del estrés oxidativo, una pérdida de señalización de óxido nítrico, inflamación, estrés oxidativo y un fenotipo protrombótico. Varios estudios en células endoteliales sugieren que la acroleína, un aldehído que se encuentra en el humo de los cigarrillos combustibles y en los aerosoles de los cigarrillos electrónicos, induce la inflamación y el estrés oxidativo.

La Administración de Drogas y Alimentos de Estados Unidos anunció en noviembre que el vapeo había aumentado casi un 80% entre los estudiantes de secundaria y el 50% entre los de secundaria desde el año anterior. A los expertos también les preocupa que los dispositivos puedan poner en riesgo el desarrollo de los cerebros de los niños, engancharlos a la nicotina a una edad temprana y ser una puerta de entrada al consumo de tabaco y otras drogas. Pero los efectos a largo plazo no son claros.

 En el nuevo estudio, que incluyó seis e-cigarrillos saborizados con concentraciones variables de nicotina, el equipo de investigadores  encontró evidencia de efectos tóxicos, que incluyen una supervivencia celular más pobre y signos de aumento de la inflamación, en un tipo de célula cardiovascular.

Lea el resto del artículo

Como un adelanto de lo que podría suceder en los vasos sanguíneos de los usuarios, los investigadores observaron cómo respondían estas células cuando estaban en contacto con los líquidos de estos dispositivos electrónicos, así como con el líquido de la sangre de un pequeño grupo de participantes que habían vapeado. Estos efectos variaron entre los líquidos, siendo el más potente un producto con sabor a canela.

Mientras los investigadores probaron seis líquidos en el nuevo estudio, los expertos dicen que hay miles de sabores únicos que se venden en línea.

En un trabajo publicado el 1 de julio de 2018 en la revista Arteriosclerosis, Thrombosis, and Vascular Biology, los autores demostraron que la exposición a corto plazo de células endoteliales a compuestos aromatizantes usados ​​en productos de cigarrillo electrónico tiene efectos adversos sobre el fenotipo de estas células que pueden tener relevancia para la toxicidad cardiovascular.

Las células endoteliales recién aisladas de los participantes que usan cigarrillos de tabaco con sabor a mentol o mentol mostraron un deterioro en la producción de óxido nítrico estimulada por A23187 en comparación con las células endoteliales de los participantes que no fuman. El tratamiento de células endoteliales aisladas de participantes no fumadores con mentol (0,01 mmol / L) o eugenol (0,01 mmol / L) disminuyó la producción de óxido nítrico estimulada por A23187.

Los cinco sabores a los que se realizaron pruebas en el laboratorio dañaron las funciones protectoras para el corazón de las células endoteliales, que recubren el interior de los vasos sanguíneos y del corazón, señaló la autora del estudio, Jessica Fetterman, profesora asistente de medicina en la Facultad de Medicina de la Universidad de Boston.

Los sabores (mentol [menta], acetilpiridina [sabor a quemado], vanilina [vainilla], cinamaldehído [canela] y eugenol [clavo]) bloquearon la capacidad de las células para producir óxido nítrico, dijo Fetterman.

«Estas células producen óxido nítrico cuando están sanas. Es un factor realmente protector para el corazón que hace muchas cosas positivas, como prevenir la formación de coágulos sanguíneos e inhibir la inflamación», dijo Fetterman. «Descubrimos que las células que tratamos con estos aditivos saborizantes ya no producían óxido nítrico».

El aumento de la inflamación y la reducción del óxido nítrico son algunos de los primeros cambios que se producen antes de la aparición de la enfermedad cardiaca, los ataques cardiacos y los accidentes cerebrovasculares.

Para evaluar aún más los efectos de los compuestos aromatizantes en el fenotipo de células endoteliales, se incubaron células endoteliales aórticas humanas comercialmente disponibles con vainillina, mentol, cinamaldehído, eugenol, dimetilpirazina, diacetilo, acetato de isoamilo, eucaliptol y acetilpirazina (0,1–100 mmol / L) para 90 minutos.

Se midieron la muerte celular, la producción de especies reactivas de oxígeno, la expresión del marcador proinflamatorio IL-6 (interleucina-6) y la producción de óxido nítrico. La muerte celular y la producción de especies reactivas de oxígeno se indujeron solo en altas concentraciones que probablemente no se lograrán in vivo.

Las concentraciones más bajas de sabores seleccionados (vainillina, mentol, cinamaldehído, eugenol y acetilpiridina) indujeron inflamación y alteraron la producción de óxido nítrico estimulada por A23187 compatible con disfunción endotelial.

Otros estudios han observado el impacto de los productos de vapeo a nivel celular y en la salud cardiovascular en general. Un estudio realizado el año pasado mostró que los usuarios diarios de cigarrillos electrónicos tenían un mayor riesgo de sufrir un ataque cardíaco, aunque no tanto como los fumadores diarios.

«Estamos viendo cada vez más pruebas de que los cigarrillos electrónicos tienen una relación con una mayor probabilidad de tener un ataque al corazón», dijo el Dr. Lawrence Phillips, profesor asistente de medicina y director de cardiología ambulatoria en NYU Langone Health.

«Cuando comparamos los cigarrillos tradicionales con los cigarrillos electrónicos, realmente no estamos comparando manzanas con manzanas», dijo Phillips, quien no participó en la nueva investigación. «Lo que estamos descubriendo es que ambos tienen un mayor riesgo».

Fuentes:

  1. cnn.com/2019/05/27/health/vaping-heart-cells-study/index.html
  2. Won HeeLee, Sang-GingOng, YangZhou et al. Modeling Cardiovascular Risks of E-Cigarettes With Human-Induced Pluripotent Stem Cell–Derived Endothelial Cells. Journal of the American College of Cardiology. Volume 73, Issue 21, 4 June 2019, Pages 2722-2737
  3. Jessica L. Fetterman, Robert M. Weisbrod, Bihua Feng et al. Flavorings in Tobacco Products Induce Endothelial Cell Dysfunction. Arteriosclerosis, Thrombosis, and Vascular Biology. 2018;38:1607–1615. https://doi.org/10.1161/ATVBAHA.118.311156

Imagen inicial: Pixabay.

Noticias Relacionadas

Artículos Relacionados


¿Tiene información sobre esta noticia?

5 + 1 =

(Puede ser anónimo)


NOTA LEGAL. 1. El grado de certeza asignado por VK a una información noticiosa no debe considerarse un dictamen forense, sino una conclusión experta basada en información y documentos públicos de fuentes consideradas confiables. 2. Las fuentes citadas y conectadas por direcciones URL pueden cambiar o desparecer y su comportamiento no está en control de VerifiKado. 3. La información de este análisis puede cambiar por alguna de estas razones: a) Se agrega nueva información verificada o b) Se retira información considerada inexacta o no confiable. 4. En todo caso, la información se entrega “AS IS”, como se presenta al momento de ser consultada. Más sobre nuestro proceso de verificación.

¿Estamos cerca de encontrar una cura del cáncer?

¿Estamos cerca de encontrar una cura del cáncer?

Improbable, aunque con avances significativos. Es difícil que un político prometa algo en su justa dimensión, mencionando su factibilidad o limitaciones. Caso al punto: la cura del cáncer. ¿Es posible? Sí, pero no como se promete, una solución definitiva que lo erradique del todo. Veamos qué dicen dos candidatos importantes en la carrera presidencial y cómo lo ven los científicos especializados en combatir la enfermedad.

(Junio 29, 2019 – Javier Brassesco). En su discurso al arrancar la campaña por la reelección, el presidente Donald Trump prometió que encontraría una cura contra el cáncer si logra concretar un segundo período. Y también Joe Biden, quien encabeza las encuestas entre los 20 precandidatos demócratas y que tuvo un hijo que murió por esa enfermedad, realizó una promesa parecida.

Veamos lo que dijo cada uno de ellos en esta materia:

Trump: “Inventaremos la cura para muchos, muchos problemas, muchas, muchas enfermedades, entre ellas el cáncer y otras”.

Biden: “Les prometo que si soy elegido presidente verán la cosa más importante que va a cambiar Estados Unidos. Vamos a curar el cáncer”.

¿Es esto posible? ¿Están los científicos a punto de encontrar una cura para la que hoy es la segunda causa de muerte entre los estadounidenses?

Un viejo sueño

Hace más de 45 años Richard Nixon firmó la Ley Nacional contra el Cáncer (National Cancer Act), que daría origen al Instituto Nacional del Cáncer y asignaba 1.600 millones de dólares a la investigación para combatir esta enfermedad. La idea de encontrar curas al cáncer no es entonces nada nueva.

Pero si hay algo que no debería reducirse a una promesa política es justamente la idea de que pronto podremos encontrar una cura contra “el cáncer”.

El problema es que el cáncer no es una sola enfermedad, por más que para nombrarlo utilicemos una palabra única. El cáncer en realidad consiste en una variedad de enfermedades relacionadas, o si se quiere una enfermedad con múltiples facetas.

Hablar de una cura no es algo que se pueda siquiera sostener, como para el portal Politifact declaró el investigador de Harvard Edward Giovanucci.

Para empezar cada cáncer muta de forma distinta, por lo que podría decirse que cada cáncer es único, como único es cada organismo. La terapia que necesitará un tipo de linfoma en cierto organismo no es la misma que requerirá ese mismo linfoma en otro. Tampoco es seguro que ese tratamiento sirva todo el tiempo, pues existen mutaciones de esta enfermedad a lo largo de su desarrollo.

Ya existen tratamientos

Todo esto no quiere decir que no existan avances en esta materia en los últimos años. Al contrario, en realidad hay muchos avances.

El ex presidente Jimmy Carter, por ejemplo está vivo gracias a un medicamento llamado Keytruda, que prepara al sistema inmunológico para atacar tumores. Pero no todos los organismos son iguales ni responden de la misma forma, por no hablar de los efectos secundarios, un tema que por sí solo daría para escribir muchos artículos más.

Hay muchos tipos de cáncer (sobre todo los relacionados con los senos o el colon) que pueden ser curados si son detectados a tiempo. Pero casi 28 millones de estadounidenses no tienen seguro médico, y la tendencia es al alza: esa cifra creció en 700 mil durante el año pasado.

Y aun los que tienen seguro enfrentan el problema de que muchas veces éste no cubre la totalidad de los gastos, que son muy enormes si incluimos la faceta de la prevención, esencial en una enfermedad como esta. Y también los costos de ciertas terapias e inmunoterapias están fuera del alcance de la gran mayoría de la población.

Los expertos siempre hablan de la importancia de la prevención, pero esto requiere una inversión en campañas para reducir el índice de tabaquismo y la obesidad, así como para aumentar el acceso a comida nutritiva.

Es decir, se necesita una inversión importante, voluntad política y una infraestructura de salud más robusta. Pero no es tan fácil de lograr ni se puede reducir a una simple promesa.

Más fácil es decir que en cinco años tendremos una cura contra el cáncer. Lamentablemente, la realidad es más compleja que el discurso de muchos políticos.

Porqué no hay una sola "cura del cáncer" (clic para abrir)

Tomado de PolitiFact:

El cáncer es multifacético y singularmente complejo; no es tanto una enfermedad como una clase de enfermedades relacionadas.

«‘Una cura’ no es un concepto sostenible», dijo Edward Giovannucci, profesor asociado de la Escuela de Medicina de Harvard. «Creo que una analogía es «curar una enfermedad infecciosa». Nadie diría esto nunca».

Por un lado, los cánceres individuales mutan de manera diferente. Y esas mutaciones diferentes no siempre responden a los mismos medicamentos. Eso significa que la mejor terapia para el linfoma de una persona podría no funcionar para otra persona.

Y existe un potencial constante para el desarrollo de nuevas mutaciones de cáncer, lo que significa que, de alguna manera, también existe una necesidad constante de nuevos tratamientos.


Imagen inicial: VK con insumos de Pixabay.

Noticias Relacionadas

Artículos Relacionados


¿Tiene información sobre esta noticia?

8 + 14 =

(Puede ser anónimo)


NOTA LEGAL. 1. El grado de certeza asignado por VK a una información noticiosa no debe considerarse un dictamen forense, sino una conclusión experta basada en información y documentos públicos de fuentes consideradas confiables. 2. Las fuentes citadas y conectadas por direcciones URL pueden cambiar o desparecer y su comportamiento no está en control de VerifiKado. 3. La información de este análisis puede cambiar por alguna de estas razones: a) Se agrega nueva información verificada o b) Se retira información considerada inexacta o no confiable. 4. En todo caso, la información se entrega “AS IS”, como se presenta al momento de ser consultada. Más sobre nuestro proceso de verificación.