fbpx
El Coronavirus es también una “infodemia”

El Coronavirus es también una “infodemia”

Desinformación insalubre

A la pandemia del CONVID-19 se agrega una epidemia de desinformación que se propaga más rápida y que, aunque no lo parezca, produce tanto o más daño que el virus mismo.

(Marzo 12, 2020). Como si no fuera suficiente la declaración de la Organización Mundial de la Salud (OMS) del COVID-19, llamado comúnmente “coronavirus”, como una pandemia, resulta que se le suma “otra”: la llamada “infodemia”, una “peligrosa epidemia de información falsa” que se expande tan o más rápido que la mismísima enfermedad.

La OMS, a través de Sylvie Briand, directora del departamento de Preparación Mundial para los riesgos de infección, denunció la “peligrosa epidemia de información falsa” que confunde a la opinión pública y puede conducir a decisiones contraproducentes para enfrentar el virus.

“Se trata de una falta de información desde los medios de comunicación y que está desembocando en una alerta generalizada a través de los ciudadanos”, advirtió.

 

Entre las noticias falsas que han resultado verdaderamente preocupantes, según Briand, está el hecho de que el coronavirus pueda tratarse con antirretrovirales para el VIH o con medicamentos para el ébola.

 

Y recordaron que la enfermedad “se transmite a través de gotitas de saliva o mucosidad que expulsamos al toser o estornudar”. “Por eso, lavarse bien las manos con agua y jabón sigue siendo la principal medida de precaución. También es recomendable estornudar en la parte interior del codo, no es las manos, o en un pañuelo de papel que después hay que tirar de inmediato”, remarcaron sobre la organización.

 

“Nos hemos dado cuenta de que esta ‘infodemia’ puede ser un obstáculo para una buena respuesta y minar la efectividad de las medidas”, dijo Sylvie Briand, directora del departamento de Preparación Mundial para los riesgos de infección de la OMS.

Un artículo de Business Insider que señala:

  • “La información errónea sobre el nuevo brote de coronavirus está en todas partes en línea, desde teorías de conspiración hasta informes no verificados y campañas maliciosas llevadas a cabo por estafadores.
  • La Organización Mundial de la Salud advirtió de una noticia falsa “infodemic” en medio del brote.
  • Las compañías tecnológicas como Facebook, Google y Twitter están actuando rápidamente en un intento de anular la información errónea lo más rápido posible.
  • Si bien las principales plataformas tecnológicas han convertido la lucha contra la desinformación en un objetivo en los últimos años, el brote de coronavirus está probando su capacidad para combatir las noticias falsas durante una emergencia global.”

Facebook, Twitter, and Google

Siguiendo con Business Insider, los gigantes de la tecnología digital tienen en el CONVID-19 un reto enorme y en tiempo real.

Según la firma de ciberseguridad Check Point en 2020 “se crearon 4.000 nuevos sitios web que mencionan el Coronavirus en su nombre, y el 3% se consideran maliciosos. Los expertos en desinformación dicen que hay poca evidencia de campañas coordinadas de desinformación: la mayor amenaza es la especulación y los rumores falsos sobre el coronavirus que se propagan orgánicamente en foros en línea.”

“Google anunció un nuevo equipo de respuesta de 24 horas dedicado al Coronavirus y se ha comprometido a eliminar la información errónea de Search y YouTube mientras promueve información precisa de las agencias de salud. El CEO Sundar Pichai informó a los empleados en un memorando que este es un momento crucial para la compañía”, reportó Bloomberg.

“Una teoría de la conspiración que está ganando terreno en las redes sociales alega que el coronavirus fue desarrollado en un laboratorio por las autoridades chinas. Otros han usado foros y grupos de Facebook para vender curas no científicas  para el COVID-19.”

(Para el momento de redacción, quien transcribe esta historia escuchó en TV el rumor que corre en redes sociales: “Se puede probar si uno tiene o no el CONVID-19 si la persona aguanta la respiración 10 segundos sin toser”. Una doctora entrevistada dice que no hay la menor evidencia de que ese “test” sea afectivo y que no le da validez alguna.) 

“Facebook y Twitter han tomado medidas similares para bprohibir contenido sobre el coronavirus que pueda causar daño — ambas plataformas anunciaron herramientas esta semana que resaltan la información de agencias gubernamentales bajo búsquedas de términos relacionados con el coronavirus.

“Pero a diferencia de YouTube o Google Search, Facebook y Twitter también tienen que lidiar con la difusión de información errónea en grupos y mensajes privados, lo que está resultando más difícil de moderar. Un análisis de New York Times identificó un grupo privado de Facebook con más de 100.000 miembros en el que las teorías de conspiración se están extendiendo.

As tech companies attempt to tackle misinformation, some government agencies are taking the fight against fake news into their own hands. The UK’s National Health Service launched its own counter-disinformation unit Monday, which will partner with tech companies in an attempt to lend more weight to the fight against false claims. 

A medida que las empresas tecnológicas intentan abordar la información errónea, algunas agencias gubernamentales están tomando la lucha contra las noticias falsas en sus propias manos. El Servicio Nacional de Salud del Reino Unido lanzó el lunes su propia unidad de contra-desinformación, que se asociará con compañías tecnológicas en un intento de dar más peso a la lucha contra las falsas afirmaciones.


Imagen inicial: VK con insumos de Pixabay.

Noticias Relacionadas

Artículos Relacionados


¿Tiene información sobre esta noticia?

6 + 10 =

(Puede ser anónimo)


NOTA LEGAL. 1. El grado de certeza asignado por VK a una información noticiosa no debe considerarse un dictamen forense, sino una conclusión experta basada en información y documentos públicos de fuentes consideradas confiables. 2. Las fuentes citadas y conectadas por direcciones URL pueden cambiar o desparecer y su comportamiento no está en control de VerifiKado. 3. La información de este análisis puede cambiar por alguna de estas razones: a) Se agrega nueva información verificada o b) Se retira información considerada inexacta o no confiable. 4. En todo caso, la información se entrega “AS IS”, como se presenta al momento de ser consultada. Más sobre nuestro proceso de verificación.

Coronavirus: principales mitos y concepciones equivocadas (según la ciencia)

Coronavirus: principales mitos y concepciones equivocadas (según la ciencia)

Una lista de las principales creencias erróneas sobre el virus que preocupa al mundo, con las confirmaciones, refutaciones o incertidumbres provistas por la ciencia.

(Marzo 1, 2020). Un artículo de la prestigiosa revista Live Science proporciona 12 tópicos que causan desinformación, confusión o dudas sobre el virus que concentra la atención mundial: el Covid-19, llamada comúnmente “Coronavirus”. Aquí la traducción de sus principales puntos:

1. Las máscaras faciales pueden proteger del virus

Señala la publicación: “Las máscaras quirúrgicas estándar no pueden protegerlo del SARS-CoV-2, ya que no están diseñadas para bloquear las partículas virales y no se colocan al ras de la cara, informó anteriormente Live Science. Dicho esto, las máscaras quirúrgicas pueden ayudar a prevenir que las personas infectadas propaguen el virus aún más al bloquear cualquier gota respiratoria que pueda ser expulsada de su boca.”

Continúan con: “Dentro de las instalaciones de atención médica, se ha demostrado que los llamados “respiradores N95″ (en la imagen) reducen en gran medida la propagación del virus entre el personal médico. Las personas requieren capacitación para ajustar adecuadamente los respiradores N95 alrededor de la nariz, las mejillas y la barbilla para garantizar que no pueda pasar aire por los bordes de la máscara; y los usuarios también deben aprender a revisar el equipo por daños después de cada uso.”

2. El virus es una forma mutada del resfriado común

Live Science: “No, no es. El coronavirus es una gran familia de virus que incluye muchas enfermedades diferentes. El SARS-CoV-2 comparte similitudes con otros coronavirus, cuatro de los cuales pueden causar el resfriado común. Los cinco virus tienen proyecciones puntiagudas en sus superficies y utilizan las llamadas proteínas de pico para infectar las células huésped. Sin embargo, los cuatro coronavirus fríos, llamados 229E, NL63, OC43 y HKU1, utilizan a los humanos como sus principales anfitriones. El SARS-CoV-2 comparte aproximadamente el 90% de su material genético con coronavirus que infectan a los murciélagos, lo que sugiere que el virus se originó en los murciélagos y luego saltó a los humanos.

“La evidencia sugiere que el virus pasó a través de un animal intermedio antes de infectar a los humanos. Del mismo modo, el virus del SARS saltó de los murciélagos a las civetas (pequeños mamíferos nocturnos) en su camino hacia las personas, mientras que MERS infectó a los camellos antes de propagarse a los humanos.”

3. El COVID-19 es altamente mortal

Aclara el artículo: “Eso no es cierto. Alrededor del 81% de las personas infectadas con el coronavirus tienen casos leves de COVID-19, según un estudio publicado el 18 de febrero por el Centro Chino para el Control y Prevención de Enfermedades. Aproximadamente el 13,8% informa enfermedad grave, lo que significa que tienen dificultad para respirar o requieren oxígeno suplementario, y aproximadamente el 4,7% es crítico, lo que significa que enfrentan insuficiencia respiratoria, falla multiorgánica o shock séptico. Los datos hasta ahora sugieren que solo alrededor del 2,3% de las personas infectadas con COVID-19 mueren a causa del virus. Las personas que son mayores o que tienen afecciones de salud subyacentes parecen estar en mayor riesgo de tener una enfermedad grave o complicaciones. Si bien no hay necesidad de entrar en pánico, las personas deben tomar medidas para prepararse y protegerse a sí mismas y a los demás del nuevo coronavirus.”

.

Clic para seguir leyendo

4. Las mascotas pueden transmitir el nuevo coronavirus

No hay evidencia de que las mascotas, como los gatos y los perros, puedan infectarse con el coronavirus, y mucho menos transmitirlo a los humanos, según la Organización Mundial de la Salud. “Sin embargo, siempre es una buena idea lavarse las manos con agua y jabón después del contacto con las mascotas”, escribieron. Esas acciones lo protegen de las bacterias comunes, incluidas E. coli y Salmonella, que pueden propagarse de las mascotas y los humanos.

Un perro en Hong Kong resultó “débilmente positivo” para el nuevo coronavirus, según un comunicado del Departamento de Agricultura, Pesca y Conservación de Hong Kong el 28 de febrero. Pero los científicos no están seguros de si el perro estaba realmente infectado con el coronavirus o si recogió el virus de una superficie contaminada con la boca o la nariz. Como precaución, el perro fue puesto en cuarentena, pero el perro no tiene síntomas y no hay evidencia de que pueda infectar a los humanos.

5. Los niños no pueden atrapar el coronavirus

“Los niños definitivamente pueden contraer COVID-19, aunque algunas estadísticas iniciales sugieren que es menos probable que contraigan el virus que los adultos. Hasta el miércoles (26 de febrero), Italia había diagnosticado 400 casos de COVID-19, incluidos cinco casos en niños de 4 a 19 años, según The Guardian. Un estudio chino de la provincia de Hubei encontró que de más de 44.000 casos de COVID-19, alrededor del 2,2% involucraba niños menores de 19 años. Por el contrario, los niños son más propensos a contraer influenza en cualquier año, en comparación con los adultos.

“Sin embargo, el número de casos de coronavirus diagnosticados en niños puede estar subestimado: en estudios de casos de China, los niños parecían menos propensos a desarrollar enfermedades graves, informó anteriormente Live Science. Por lo tanto, es posible que muchos niños se infecten y transmitan la enfermedad, sin mostrar muchos síntomas.”

6. Si tiene coronavirus, “lo sabrá”

“No, no lo sabrá. COVID-19 causa una amplia gama de síntomas, muchos de los cuales aparecen en otras enfermedades respiratorias como la gripe y el resfriado común. Específicamente, los síntomas comunes de COVID-19 incluyen fiebre, tos y dificultad para respirar, y los síntomas más raros incluyen mareos, náuseas, vómitos y secreción nasal. En casos severos, la enfermedad puede convertirse en una enfermedad grave similar a la neumonía, pero desde el principio, las personas infectadas pueden no mostrar ningún síntoma.”

7. El coronavirus es menos mortal que la gripe

Hasta ahora, parece que el coronavirus es más mortal que la gripe (2,2% de mortalidad). Sin embargo, todavía hay mucha incertidumbre sobre la tasa de mortalidad del virus. La gripe anual generalmente tiene una tasa de mortalidad de alrededor del 0,1% en los EE. UU. Hasta ahora, hay una tasa de mortalidad del 0,05% entre quienes contrajeron el virus de la gripe en los EE. UU. este año, según los CDC.

En comparación, los datos recientes sugieren que COVID-19 tiene una tasa de mortalidad más de 20 veces mayor, de alrededor del 2,3%, según un estudio publicado el 18 de febrero por China CDC Weekly. La tasa de mortalidad varía según diferentes factores, como la ubicación y la edad de un individuo, según un informe anterior de Live Science.

El artículo en Live Science


Imagen inicial: VK con insumos de Pixabay.

Noticias Relacionadas

Artículos Relacionados


¿Tiene información sobre esta noticia?

9 + 5 =

(Puede ser anónimo)


NOTA LEGAL. 1. El grado de certeza asignado por VK a una información noticiosa no debe considerarse un dictamen forense, sino una conclusión experta basada en información y documentos públicos de fuentes consideradas confiables. 2. Las fuentes citadas y conectadas por direcciones URL pueden cambiar o desparecer y su comportamiento no está en control de VerifiKado. 3. La información de este análisis puede cambiar por alguna de estas razones: a) Se agrega nueva información verificada o b) Se retira información considerada inexacta o no confiable. 4. En todo caso, la información se entrega “AS IS”, como se presenta al momento de ser consultada. Más sobre nuestro proceso de verificación.

¿Qué predijo (y qué no) el autor Dean Koontz sobre el coronavirus en su novela ‘Los Ojos de la Oscuridad’?

¿Qué predijo (y qué no) el autor Dean Koontz sobre el coronavirus en su novela ‘Los Ojos de la Oscuridad’?

Falsas Interpretación y atribuciones 

Aparte de una coincidencia precisa y otras aproximadas, la mayoría de las que se han difundido en redes son falsas.

(Febrero 24, 2020- VK). Circula en redes la noticia de que el autor estadounidense Dean Koontz (en la foto) predijo el coronavirus en su novela de 1981 ‘The Eyes of Darkness’ (‘Los Ojos de la Oscuridad’) con toda precisión de fechas, forma de propagación y tasa de mortalidad.

En realidad, como señalan algunos medios y fact checkers, hay una coincidencia notable pero las disparidades son mayores. Veamos ambos casos.

Aciertos

  • El libro se publicó en 1981 y no menciona el nombre del virus, pero en una reedición de 2008 lo llamó “Wuhan-400”, por la ciudad china donde efectivamente surgió el coronavirus.

Disparidades

  • En la novela el virus “Wuhan-400” es fabricado por el ser humano. De hecho, en Rusia y fue llamado originalmente ‘Gorki-400.’ El coronavirus, por su parte, surgió por posibles mutaciones de otros agentes infecciosos como suelen formarse los virus en general.
  • El “Wuhan-400” de Koontz tiene una tasa de mortalidad de 100%. Hasta ahora la tasa se ha fijado en 2%.
  • El “Wuhan-400” se incuba en apenas 4 horas, mientras que el coronavirus lo hace entre dos y 14 días.

………………………………
Foto de Youtube.

 


Imagen inicial: VK.

Noticias Relacionadas

Artículos Relacionados


¿Tiene información sobre esta noticia?

5 + 9 =

(Puede ser anónimo)


NOTA LEGAL. 1. El grado de certeza asignado por VK a una información noticiosa no debe considerarse un dictamen forense, sino una conclusión experta basada en información y documentos públicos de fuentes consideradas confiables. 2. Las fuentes citadas y conectadas por direcciones URL pueden cambiar o desparecer y su comportamiento no está en control de VerifiKado. 3. La información de este análisis puede cambiar por alguna de estas razones: a) Se agrega nueva información verificada o b) Se retira información considerada inexacta o no confiable. 4. En todo caso, la información se entrega “AS IS”, como se presenta al momento de ser consultada. Más sobre nuestro proceso de verificación.

¿Puede Trump ordenar a compañías de EEUU que abandonen China?

¿Puede Trump ordenar a compañías de EEUU que abandonen China?

Mayormente Falso

Aunque el Presidente tiene poder para restringir las acciones de empresas estadounidenses en otros países, nunca ha ocurrido por las razones que aduce Trump.

(Septiembre 9, 2019 – Javier Brassesco). Luego de que China impusiera aranceles por el orden de los 75 mil millones de dólares en bienes importados de Estados Unidos, el presidente Donald Trump respondió diciendo a través de un tweet del 23 de agosto que “ordenaba” a las compañías estadounidenses que comenzaran a buscar una alternativa, incluyendo la posibilidad de traer sus empresas de vuelta a Estados Unidos.

Luego Trump se desdijo dos días después asegurando que no tenía intenciones de exigir a las empresas estadounidenses en China que volvieran a casa, y Larry Kudlow, asesor económico, también afirmó en CNN que no lo intentarían por ahora, aunque el presidente podría hacerlo si quisiera.

¿Tiene un presidente esa potestad? No está claro, y entre los expertos no existe un consenso al respecto.

El presidente citó al respecto la Ley Económica de Emergencia Internacional (IEEPA, por sus siglas en inglés) de 1977.

La IEEPA autoriza a un presidente a prohibir “cualquier transacción en suelo extranjero” en una emergencia nacional declarada, pues de acuerdo a la organización no partidista    CRS (Servicio de Investigación del Congreso) la idea de dicha ley es hacer frente a una amenaza mayor o inusual.

En general ha sido utilizada por distintos presidentes para imponer sanciones a otros países, y así Jimmy Carter la invocó cuando congeló bienes iraníes, o Ronald Reagan cuando prohibió las exportaciones hacia Nicaragua o impidió algunas transacciones con el régimen sudafricano de entonces.

¿Representa la situación con China una emergencia? Trump dijo el 25 de agosto (dos días después del mencionado tuit) que no tenía intenciones de invocar una emergencia nacional por el tema chino, pero igual queda la duda de hasta dónde llegaría su poder en ese caso, y qué tanta oposición podrían hacerle las cortes federales.

En cualquier caso, está claro que la intención original de dicha ley, y para lo que ha sido utilizada hasta ahora, es para ejercer acciones en contra de otros países, no contra las propias empresas estadounidenses.

La ley permite a Trump, coinciden los analistas, prohibir a las compañías de hacer futuras inversiones en China, pero ordenar a las que ya están allí que abandonen el país probablemente va demasiado lejos.


Imagen inicial: VK con insumos de Pixabay.

Noticias Relacionadas

Artículos Relacionados


¿Tiene información sobre esta noticia?

5 + 5 =

(Puede ser anónimo)


NOTA LEGAL. 1. El grado de certeza asignado por VK a una información noticiosa no debe considerarse un dictamen forense, sino una conclusión experta basada en información y documentos públicos de fuentes consideradas confiables. 2. Las fuentes citadas y conectadas por direcciones URL pueden cambiar o desparecer y su comportamiento no está en control de VerifiKado. 3. La información de este análisis puede cambiar por alguna de estas razones: a) Se agrega nueva información verificada o b) Se retira información considerada inexacta o no confiable. 4. En todo caso, la información se entrega “AS IS”, como se presenta al momento de ser consultada. Más sobre nuestro proceso de verificación.

China y cómo controla digitalmente a su población

China y cómo controla digitalmente a su población

China usa cuatro herramientas para controlar a su población. Vea cuáles son y cómo funcionan.

(Agosto 18, 2019 – Redacción). La Fundación para el Progreso, FPP con sede en Chile ha publicado un excelente artículo y video sobre cómo China mantiene una censura draconiana sobre sus ciudadanos. Lo explica la periodista e investigadora Sascha Hannig, Coordinadora de Proyectos del equipo de Relaciones Internacionales de la FPP. Esta censura y control social se realiza desde el tope de la jerarquía china a través de cuatro acciones de control social:

Las cuatro herramienta chinas para el control social son:
1. La Gran Muralla Digital
2. Crédito Social Digital
3. Supervigilancia orwelliana
4. Lealtad público-privada (por las buenas o por las malas)

Sascha Hannig es coordinadora de Proyectos del equipo de Relaciones Internacionales de la Fundación para el Progreso (FPP). Periodista, minor en historia y economía de Oriente, candidata a Magíster de la Universidad Adolfo Ibáñez y Alumni de la Universidad el Cato 2013. Fue presidenta de la Federación de Estudiantes de la UAI (2016) y colaboradora en El Mercurio. Ha publicado novelas de ficción (2010, 2012, 2015) y artículos académicos en análisis internacional.

Artículo completo de f.p.p.

Distopía Digital: Cuatro herramientas que China usa para controlar a su población

Publicado en: https://fppchile.org/es/distopia-digital-cuatro-herramientas-que-china-usa-para-controlar-a-su-poblacion/

«Este sitio web no está disponible», decía la pantalla de la computadora, llena de ideogramas y garabatos que no tenía cómo entender. Había tratado de entrar a Facebook, Google, Twitter, Hotmail, Yahoo —¡lo que fuera!— para escribirle a mi familia y amigos. Tenía 16 o 17 años, acababa de llegar a China y era ingenua. Llamé a la recepción del hotel donde me había alojado en Shenzhen y me dijeron que nada de eso «existía». Entonces pregunté cómo podía comunicarme con el resto del mundo. Debía usar WeChat (el «Whatsapp» chino) o, según me dirían mis conocidos después, «burlar la seguridad» con un VPN y fingir ser un computador irlandés.

Esa primera experiencia con «La Gran Muralla Digital» (The Great Firewall) me dejó un sabor amargo en la lengua, como sucede a muchos extranjeros que chocan con ella[1]. Y es que, si bien hay alternativas chinas para gran parte de las redes que utilizamos en Occidente, todas carecen de elementos que, para quienes crecimos como internautas, son esenciales: la libertad de acceso, la comunicación abierta con la comunidad o la producción libre de contenidos. El gobierno de China, en lugar de esto, dispone de un sistema que controla y censura activamente todo lo que se produce.

Parece increíble. En Occidente damos por sentado que internet es una herramienta que nos libera y «horizontaliza» el poder. Solemos creer que la tecnología siempre aporta a nuestra calidad de vida, y que es el resultado del trabajo de muchos actores de distintas naturalezas y adscripciones — ingenieros, inventores, académicos, empresas privadas y organismos gubernamentales con ciertos grados de independencia, etcétera— [2], pero no es necesariamente así, al menos, no para China.

El control tecnológico del gigante asiático va más allá de borrar contenidos o prohibir plataformas occidentales. Tecnologías como la inteligencia artificial, la ciencia de datos, el control de la información y los más modernos avances, se han convertido en aliados que, posiblemente, lleven al país a ser la primera distopía digital de la historia. En particular, hay cuatro herramientas que el Partido Comunista Chino (PCC) utiliza hoy y que podrían llevar en esa dirección.

1. La Gran Muralla Digital

La censura del contenido por parte de gobiernos autoritarios es una práctica tan vieja y común que ya forma parte de sus manuales de ejercicio del poder. En el siglo XX, la manipulación y monopolización de los medios de comunicación, así como «pinchar teléfonos», leer la correspondencia privada y sesgar ideológicamente la educación, fueron herramientas que permitieron a las dictaduras controlar y caracterizar a sus enemigos para evitar que la población conociera sus errores junto a las las atrocidades que muchos cometían contra la población[3].

Para China, un país regido por una dictadura nacida en el siglo XX que alcanzó la «era de la información», la llegada de internet significó un desafío. Si bien ha sido una oportunidad para el crecimiento del país —China es hoy uno de los pioneros en economía digital[4]— también ha supuesto una potencial amenaza para la estabilidad y el control de la información, celosamente custodiada durante toda la historia de la República Popular. Así, desde fines de la década de los noventa, y prácticamente al mismo tiempo que internet comenzó a masificarse, las autoridades decidieron que internet debía ser tratado como un asunto de seguridad nacional[5]. De ahí la idea de levantar una protección, una muralla, para contener los peligros. A esto se le llama, The Great Firewall, aludiendo a la Gran Muralla China que dividió al país de sus enemigos antes de la conquista mongola.

¿Cómo hacerle frente a una tecnología de tan «alto riesgo», que prometía conectar, derribar barreras y darle voz a quienes estaban invisibilizados? Pues con una arquitectura de leyes, instituciones, empresas y otras herramientas tecnológicas diseñadas para la censura. Esto sumado ala combinación de estrategias orientadas al mercado, propaganda omnipresente, mecanismos de presión, persecución a disidentes y una importante inversión local e internacional para mitigar el impacto que esto significa para la imagen del país[6].

Dos décadas después, el resultado es una enorme y muy sofisticada máquina de control y censura que recrea una especie de realidad paralela en la que 800 millones de usuarios de internet, equivalentes al 54% de la población china[7], viven y operan en un sistema casi totalmente desconectado del resto del mundo.

El contenido que estos ciudadanos digitales pueden ver, producir o compartir, está limitado por legislaciones, filtros, rastreo, censores humanos e inteligencia artificial. Qiang Xiao, profesor de la Universidad de Berkerley, California, disidente chino y fundador del sitio China Digital Times, ha descubierto una serie de documentos sobre la estrategia del PCC a los que accede a través de informantes anónimos. El académico argumenta que existe una lista de noticias y comentarios que deben ser activamente prohibidos por los censores. Entre estos se encuentra todo lo que manche la imagen del PCC, que ataque al sistema o que aluda a los sistemas democráticos occidentales. También son objeto de censura cualquier cosa que fomente las asociaciones o sindicatos ilegales o, por ejemplo, que acuse la  restricciones a la libre expresión[8].

Y es que una broma, un comentario negativo o incluso una búsqueda curiosa constituyen una amenaza para los objetivos del PCC, que intenta mostrarse ante el mundo como un país exento de corrupción, estable y preocupado por el desarrollo[9].

“La gran victoria del sistema no es simplemente el bloqueo exitoso, sino que los ciudadanos no demanden información alguna y se conformen con el sistema”

Pero la limitación del acceso al contenido no es suficiente. El gobierno debe asegurarse de entrar en las mentes y los corazones de sus ciudadanos, normalmente mediante la exacerbación del nacionalismo y de ciertos valores políticos del sistema. Hay un enorme trabajo para posicionar ideas siguiendo una estrategia de «refuerzo positivo» que premia el «buen comportamiento». Por ejemplo, se le paga a ciudadanos para que escriban comentarios pro-gobierno en las redes y así influir en la opinión pública. Con el tiempo, se ha vuelto común la censura social o, más específicamente, el shaming (avergonzamiento público); son los mismos usuarios los que denuncian a quienes hablan en contra de los intereses del país[10]. Así, la gran victoria del sistema no es simplemente el bloqueo exitoso, sino que los ciudadanos no demanden información alguna y se conformen con el sistema[11].

Desde 2012, la administración de Xi Jinping ha puesto énfasis en el «microcontrol» de los comentarios, y la ley de ciberseguridad de 2017 ha profundizado la supervigilancia del comportamiento, aumentando las obligaciones que los proveedores y empresas digitales tienen con el Estado. Esto, además de limitar el uso de Virtual Private Networks (VPN), la herramienta con la que muchos se conectan a la red internacional[12]. En consecuencia, se han hecho comunes las penalizaciones a civiles que opinan en contra de los intereses de gobierno. Las multas no son demasiado altas en un principio (se encuentran entre US$ 50 a US$ 100), pero con el tiempo puede implicar condenas más graves[13].

 

2. Crédito Social Digital

Las restricciones en el uso de internet son un primer paso para conseguir el control, pero no son suficientes para lograr el monitoreo de la actitud y el pensamiento de los ciudadanos. Personas reprimidas suelen rebelarse, o simplemente burlar las trabas que se le ponen. Pero las convencidas, afianzan el sistema y cuestiona las propuestas extranjeras[14]. De esa lógica nació el Sistema de Crédito Social, cuyo fin es la «armonía social»[15], según el documento oficial del Consejo de Estado del 14 de Junio de 2014. Su propósito es:

“(…) hacia 2020, haber establecido las leyes fundamentales, regulaciones y estándares del crédito social. Haber creado un sistema de investigación que incorpore a toda la sociedad y su información (…), para así, darle total dominio a los mecanismos que promueven la confianza y castigan la mala fe o la desconfianza. (…) Establecer mecanismos de incentivo para la auto-corrección y la auto-mejora que se enfoquen en disminuir los actos que quiebren la confianza, y promover mecanismos que aseguren la protección de los ciudadanos que se han arrepentido de ellos (…) Establecer mecanismos de investigación de infracciones al sistema de crédito, además de castigar severamente la filtración al extranjero de secretos financieros o estatales. (…) Fortalecer el rol de la supervisión social”[16]

El párrafo anterior puede sonar algo críptico o excesivo, pero ayuda a explicar cómo China está juntando su infraestructura de supervigilancia cibernética con un sistema de puntuación similar al que se usa comúnmente para la evaluación financiera, que muchos asociamos a instituciones como Equifax, o para la evaluación de riesgo de clientes bancarios.

En occidente aceptamos que un sistema, a la hora de aprobar créditos, abierta y explícitamente verifique el comportamiento de deuda y pago para saber si una persona es disciplinada y confiable. Pero el uso que tiene en China estos registros es muy diferente y con otros fines. La vigilancia y los métodos de «premio y castigo» no se basan solo en el cumplimiento de la ley, sino que son parte de una evaluación moral y su propósito tiene consecuencias peligrosas en los ámbitos de la confianza y la libertad. Así, sustentado en una larga tradición «confuciana» de control social, el gobierno está constantemente supervigilando y evaluando a los usuarios[17]. De esta manera sabe si los ciudadanos son «de confianza», creen en las ideas del partido y son consecuentes con estas. De ahí la frase: «el gobierno pone el escenario, el pueblo canta en armonía».[18]

“Las personas se preocupan obsesivamente por sus puntajes sociales en todo momento y lugar, en especial cuando interactúan con otros que les evalúan.”

¿Y cómo funciona este sofisticado diseño? Pues, es similar a Nosedive, el primer episodio de la tercera temporada de Black Mirror[19], en el que las personas se preocupan obsesivamente por sus puntajes sociales en todo momento y lugar, en especial cuando interactúan con otros que les evalúan. Desde su entrada como piloto en 2015, el Crédito Sésamo ha sido presentado como un juego social (gamification). Los usuarios compiten por ser los mejores ciudadanos y cada individuo tiene una cuenta que asocia un puntaje a cada comentario, compra, palabra buscada o app descargada. Incluso cada aparato utilizado. En suma, todo el comportamiento online (e incluso offline), en todas las plataformas. ¿Y de dónde salen los datos? Las empresas de telefonía, internet, tecnología, e incluso de compra y venta, abren esta información al gobierno, que se ampara en sus mismas leyes para solicitar los datos. Un caso emblemático es el de la aplicación WeChat, que tiene más de 1000 millones de usuarios[20]. Además se han creado empresas dedicadas al procesamiento de datos para afianzar el sistema de crédito social[21].

En consecuencia, cada usuario tiene un puntaje acumulado, que es público y compartido a todos los contactos que tiene. Un buen ciudadano tendrá un puntaje alto, que podrá traducir en beneficios, como por ejemplo, permisos de viaje más holgados. Un ciudadano de «poca confianza» —aquel que utiliza VPN, compra en plataformas extranjeras, habla en contra del régimen o conversa con extranjeros— tendrá un puntaje bajo. Esto se traduce en castigos que van desde el rechazo social —ser «amigo» de estos ciudadanos baja puntaje— hasta el castigo directo, como la imposibilidad de viajar al extranjero. De hecho, en 2018, 23 millones de viajes (17.5 millones aéreos) fueron anulados por el gobierno por no contar con crédito social suficiente[22].

En el largo plazo, el mal desempeño en este «juego» puede hasta llevar a prisión. De hecho, ya se incorporaron al sistema las «listas negras» de deuda o comportamiento y la cadena del gobierno Xinhua ha informado en su sitio en inglés, en reiteradas ocasiones, lo efectivo que es el sistema[23].

China ya ha recurrido al gamification y el juicio de los pares para modelar otros comportamientos. Por ejemplo, la aplicación de la empresa Xiaomi recolecta información sobre el bienestar físico de los ciudadanos. Si uno tiene amigos en la app, estos pueden saber cuántos pasos uno caminó en el día, cuánto pesa e, incluso, cuál es mi «puntaje de salud». WeChat hace algo similar con el podómetro de la app, que compara los pasos que da un ciudadano con los de sus contactos.

En fin, el sistema de crédito social seguirá en marcha blanca hasta el próximo año, cuando se convertirá en obligatorio para todos los ciudadanos. Se trata de un trabajo de largo aliento que el país ha complementado con un amplio aparataje de propaganda para «cuidar la armonía y el bienestar de sus ciudadanos».

.

.

Puede descargar el artículo completo en PDF.


Imagen inicial: VK con insumos de Pixabay.

Noticias Relacionadas

Artículos Relacionados


¿Tiene información sobre esta noticia?

13 + 8 =

(Puede ser anónimo)


NOTA LEGAL. 1. El grado de certeza asignado por VK a una información noticiosa no debe considerarse un dictamen forense, sino una conclusión experta basada en información y documentos públicos de fuentes consideradas confiables. 2. Las fuentes citadas y conectadas por direcciones URL pueden cambiar o desparecer y su comportamiento no está en control de VerifiKado. 3. La información de este análisis puede cambiar por alguna de estas razones: a) Se agrega nueva información verificada o b) Se retira información considerada inexacta o no confiable. 4. En todo caso, la información se entrega “AS IS”, como se presenta al momento de ser consultada. Más sobre nuestro proceso de verificación.

¿Rusia y China se unen a las conversaciones sobre Venezuela?

¿Rusia y China se unen a las conversaciones sobre Venezuela?

Posible pero aún sin datos específicos. Por indicios indirectos, declaraciones e insistentes confirmaciones de líderes de opinión, se estima que hay contactos directos entre las tres potencias para llegar a una solución del caso Venezuela o, en todo caso, destrabar el camino hacia una negociación definitiva. Pero no hay, hasta ahora, declaraciones directas al respecto.

(Junio 20, 2019 – Javier Brassesco). Un artículo publicado en el diario español ABC sugiere que Rusia y Estados Unidos negocian el futuro de Venezuela, y que “la administración Trump podría ya haber cedido a alguna exigencia de Moscú respecto a la presión estadounidense en el extranjero próximo de Rusia a cambio de la aceptación de Vladimir Putin de que haya nuevas elecciones presidenciales en Venezuela”.

Este artículo publicado hace una semana lleva la firma de Emil J. Blasco, un periodista con muchos contactos en el Departamento de Estado que informó con responsabilidad y precisión sobre la enfermedad y posterior muerte de Chávez e incluso escribió un libro sobre Venezuela, “Boomeran Chávez”, en donde afirma que el ex presidente venezolano murió en Cuba.

Por otro lado, el portal ALnavío asegura que Tommy Stromberg, embajador de Suecia para los países andinos, lleva semanas insistiendo al Grupo de Lima que la crisis de Venezuela solo se resolverá con una negociación que cuente con la participación de Cuba, Rusia y China. Y que el pasado jueves 13 de junio estuvo en una reunión en Estocolmo con representantes rusos, turcos, europeos, del Vaticano y de la ONU en donde se habría tratado el caso venezolano.

Según declaró a ALnavío Fernando Gerbasi, ex embajador de Venezuela ante la ONU, “todo pareciera indicar que se busca presionar para un proceso electoral lo antes posible”.

Ese mismo día la agencia internacional AP hablaba de estas conversaciones, y mencionaba la presencia de Enrique Iglesias como representante de la Unión Europea, además de enviados de el Vaticano, Cuba y la ONU, y que Rusia y Estados Unidos se incorporarían luego. Según la agencia el motivo del encuentro era “asegurar el diálogo en Noruega”.

A finales del mes pasado, Maduro pidió a su partido y a sus seguidores prepararse para unas elecciones, y aunque Juan Guaidó ha repetido que una condición (entre otras) para que estas elecciones tengan lugar es el “cese de la usurpación” (esto es, Maduro no podría ser presidente en el proceso), también mencionó la posibilidad de elecciones y sugirió además que existe un interés en países como Rusia y China en que se celebren estas elecciones en Venezuela

Nuestra validación

Todos los indicios apuntan a que algo se está moviendo subrepticiamente en el caso venezolano. El propio Blasco (que es una fuente con importantes contactos, como decíamos) afirmó que aunque Trump ya parece haber pasado la página en cuanto a su aspiración de una solución rápida en Venezuela, sigue dispuesto a seguir negándole el oxígeno a Maduro con la aplicación de sanciones, muchas de las cuales se comenzarán a implementar a partir de finales de julio.

Es muy probable que la resolución de la crisis venezolana se dé a través de un acuerdo externo entre las superpotencias, y Rusia y China, como principales aliados (y acreedores) del régimen de Maduro, no podrán ser excluidos.

Una salida negociada, como dice Blasco, se está abriendo paso porque ni Maduro puede con Guaidó, ni éste con aquel.

Cuánto tiempo tomará todo esto es el quid de todo el asunto, porque las partes parecen muy lejos todavía de un acuerdo. Y mientras tanto se acentúa la tragedia humanitaria en Venezuela, una de grandes proporciones, una muerte en cámara lenta. Pero ya se sabe que los tiempos históricos tienen un ritmo muy diferente al de las personas.


Imagen inicial: VK con insumos de Pixabay.

Noticias Relacionadas

Artículos Relacionados


¿Tiene información sobre esta noticia?

13 + 11 =

(Puede ser anónimo)


NOTA LEGAL. 1. El grado de certeza asignado por VK a una información noticiosa no debe considerarse un dictamen forense, sino una conclusión experta basada en información y documentos públicos de fuentes consideradas confiables. 2. Las fuentes citadas y conectadas por direcciones URL pueden cambiar o desparecer y su comportamiento no está en control de VerifiKado. 3. La información de este análisis puede cambiar por alguna de estas razones: a) Se agrega nueva información verificada o b) Se retira información considerada inexacta o no confiable. 4. En todo caso, la información se entrega “AS IS”, como se presenta al momento de ser consultada. Más sobre nuestro proceso de verificación.