fbpx

James Oberg – jamesoberg.com

Cuenta la revista Science AF que fanático de los ovnis y extraterrestres han quedado impactados y decepcionados por las declaraciones de un ex ingeniero de la NASA, James Oberg, según las cuales él mismo ha descartado científicamente todos o los principales avistamientos de objetos o fenómenos (previamente) no identificados. Lo hizo como parte del  staff de la agencia espacial.

Science AF cuenta que:

«(…) Un astronauta en la ISS (Estación Espacial Internacional) solo tiene que atrapar imágenes de una bola de fuego sobre la Tierra, y los teóricos de la conspiración tienen un día de campo. Ya se trate de nubes que parecen naves espaciales o meteoritos, internet adora una buena conspiración alienígena.

 

Pero el ex ingeniero de la NASA se ha encargado de revisar todos los avistamientos e historias registradas y cortésmente los desacredita, usando la ciencia.

 

«¿Conclusión? La mayoría de los «avistamientos de OVNI insanos» son poco más que «caspa espacial», o el cerebro no entiende bien cómo se ve el viaje espacial en realidad», dice Oberg.

 

(…) A finales de los 90, Oberg se convirtió en periodista espacial e historiador. No fue hasta hace unos años que comenzó a tomar en serio los avistamientos de ovnis.

 

(…) Está interesado en descubrir qué está sucediendo en estas imágenes y videos, y tratar de descubrir por qué las personas están reaccionando tan fuertemente ante ellas.

 

¿Su hipótesis? Nuestros sentidos humanos están tan acostumbrados a centrarse en objetos de movimiento relativamente lento, como en ciertas condiciones de luz y atmósfera, que cuando las cosas cambian, nuestros cerebros se confunden.»

La mayoría de las teorías conspiratorias apuntan a supuestos avistamientos de astronautas de la NASA que «supuestamente se ven obligados a guardar silencio». Oberg califica estas conjeturas como producto del exceso de ciencia-ficción y de no entender cómo funcionan los fenómenos en el espacio exterior.

«He tenido suficiente experiencia con vuelos espaciales reales para darme cuenta de que lo que se ve en muchos videos no es más que la circunstancia de fenómenos completamente mundanos que ocurren en entornos sobrenaturales», comenta.

 

¿La historia real? Caspa espacial, que son objetos que se han desprendido de los vehículos espaciales durante el vuelo, como escamas de hielo, virutas de pintura o fragmentos de material de aislamiento. Son diferentes a la basura espacial, porque no representan una amenaza real para las naves espaciales, explica Oberg en su sitio web.

 

Estas manchas de caspa son bastante comunes, pero la razón por la que nos parecen tan extrañas es que no estamos acostumbrados a la forma en que estos objetos se ven cuando se caen mientras la estación espacial viaja por el espacio.

 

Es la misma razón por la cual la gente ve tantos OVNIS en las imágenes filmadas por las cámaras adjuntas a las antiguas misiones del transbordador espacial de la NASA.

 

En estos videos, la gente suele enloquecer porque las manchas parecen bailar dentro y fuera de la vista, o aparecer y desaparecer de repente. Lo cual es bastante espeluznante si estás sentado en tu computadora en la Tierra, pero no es extraño si estás en un transbordador espacial que viaja a 28,000 km/h. Nada va a permanecer en tu visión por mucho tiempo.

 

Y si la nave espacial está en la posición correcta en relación con el Sol, también puede proyectar su sombra sobre estos objetos para hacerlos desaparecer y reaparecer, lo que se conoce como «sombreado del crepúsculo».

Lo declarado por Oberg no cierra el tema, dirán los fans de los visitantes extraterrestres, pero desmonta buena parte de los avistamientos cercanos, digamos desde superficie terrestre, montañas o aviones. Más allá de las falsificaciones con efectos especiales, los ufólogos tendrán que afinar sus instrumentos para captar evidencias que sí resulten convincentes…

Y que pasen el filtro de Oberg.

Comentario de Facebook