fbpx
INICIO  MAPA  CONTACTO

Las razones van desde exceso de solicitudes hasta falta de pruebas para sustentar que un solicitante tiene su vida en riesgo.

No tienen que ver con que sean venezolanos o no.

(Marzo 6 – Javier Brassesco). El partido Demócrata en Florida publicó a mediados del mes pasado un comunicado oficial en donde se acusa a Donald Trump de hipocresía, pues mientras dice que apoya al pueblo venezolano en su lucha contra el régimen dictatorial de Maduro, su política de línea dura en el tema migratorio ha hecho que hoy “casi la mitad” de los venezolanos que solicitan asilo sean rechazados y deportados.

El sitio de verificación de noticias Politifact intentó precisar cuánto de cierto hay en esa afirmación y encontró que no es un tema tan sencillo de zanjar. Esto es lo que hay de cierto en esta materia:

• La cifra que utilizan los demócratas es de un instituto con credibilidad como el Transactional Records Access Clearinghouse (TRAC), de la Universidad de Siracusa, y aunque el dato es correcto es también incompleto, pues faltan los casos decididos por el Servicio de Inmigración y Ciudadanía (U.S. Citizenship and Immigration Services). Politifact no pudo conseguir las cifras completas de solicitudes de asilo.

• Las cifras que maneja el TRAC al respecto son estas: en el año fiscal 2017 los casos de asilo que fueron negados a venezolanos fue de 51%, en 2018 45% y de 52% en lo que va de 2019. Estos son los números en que se apoyan los demócratas (que no son completos, como ya se explicó).

• Las cortes de inmigración de Miami y Orlando (donde han solicitado asilo la mayoría de venezolanos) tienen un índice de negación de asilo superior al promedio nacional.

• Tras realizar esta investigación, Politifact afirma que le quedó claro que conseguir asilo en Estados Unidos es cada vez más difícil, tanto para los venezolanos como para los ciudadanos de cualquier otra nacionalidad. Desde el segundo gobierno de Obama el porcentaje de casos de asilo aprobados ha ido en descenso. “La administración está más estricta, pero no creo que estén apuntando a los venezolanos en específico”, dice la abogada de inmigración Andrea Martini, citada por Politifact.

Hoy quienes solicitan asilo deben probar que fueron perseguidos en el pasado y que corren el riesgo de ser perseguidos en el futuro, y eso es un obstáculo muy grande, dice Martini. Muchos casos son negados porque las cortes no encuentran evidencia de que pueda existir una persecución futura al solicitante en su país de origen. Los casos de víctimas del hampa común, algo muy común en Venezuela, no aplican para estos casos.

El sistema para procesar estos casos está desbordado en Estados Unidos por la cantidad de solicitudes.

Más información sobre los asilos en EE.UU.

En un artículo del año pasado El País reseñó que:

Trump y los partidarios de la mano dura esgrimen que el sistema es demasiado generoso y que muchos de esos inmigrantes no llegan a presentarse a la vista judicial sobre asilo para quedarse viviendo como indocumentados en EE UU. Con esa doctrina en mente, el fiscal general, Jeff Sessions, anunció en junio que, en general, los casos de violencia doméstica o de pandillas ya no serían motivo para recibir amparo en EE UU. Los tribunales de inmigración dependen del Departamento de Justicia, por lo que Sessions sentó un precedente. Ahora, los solicitantes deben demostrar si el Gobierno de su país puede prevenir o no la violencia que dicen sufrir.

 

En el primer semestre de 2018, los tribunales determinaron que solo un 14,7% de las peticiones superaban el umbral de “miedo creíble”, según cifras oficiales obtenidas por investigadores de la Universidad de Syracuse. La tasa cayó a la mitad respecto a los últimos seis meses de 2017. Históricamente, un 80% de las peticiones superaba ese primer filtro pero en los últimos años solo un 20% de los solicitantes ha acabado recibiendo asilo, según estadísticas citadas por The New York Times.


Imagen inicial: Pixabay.

Artículos Relacionados

Estadísticas liberadoras

Artículo — De cómo los números bien usados pueden ser la diferencia entre lo cierto y lo falso; lo preciso y lo indefinido; lo convincente y lo dudoso.

leer más

¿Tiene información sobre esta noticia?

14 + 9 =

(Puede ser anónimo)


NOTA LEGAL. 1. El grado de certeza asignado por VK a una información noticiosa no debe considerarse un dictamen forense, sino una conclusión experta basada en información y documentos públicos de fuentes consideradas confiables. 2. Las fuentes citadas y conectadas por direcciones URL pueden cambiar o desparecer y su comportamiento no está en control de VerifiKado. 3. La información de este análisis puede cambiar por alguna de estas razones: a) Se agrega nueva información verificada o b) Se retira información considerada inexacta o no confiable. 4. En todo caso, la información se entrega “AS IS”, como se presenta al momento de ser consultada. Más sobre nuestro proceso de verificación.

Comentario de Facebook