fbpx
El cáncer y las fake news

El cáncer y las fake news

No es extraño que, al ser una de las enfermedades más temidas, sea también objeto de todo tipo de bulos y desinformación para atraer audiencias. Aquí algunos ejemplos.

(Mayo 11, 2019 – Javier Brassesco). El cáncer es tal vez la enfermedad más temida de estos tiempos, y como tal no podía escapar a las fake news: según cifras dadas a conocer en una jornada del Colegio de Médicos de la Universidad de Barcelona (España) sobre este tema, el 74% de las noticias que circulan en la red relacionadas con el cáncer son falsas.

Se puede encontrar de todo: que el agua con limón en ayunas ayuda a prevenir el cáncer, que los sujetadores con aros aumentan la probabilidad de cáncer de seno, que el optimismo ante un diagnóstico mejora las probabilidades o que las farmacéuticas no brindan el tratamiento adecuado por intereses oscuros. Hay para todos los gustos.

¿Encuentran la cura en Israel?

Incluso este año se publicó un reportaje en el Jerusalem Post en donde se afirmaba que una farmacológica israelí, AEBi (Accelerated Evolution Biotechnologies) estaba muy cerca de encontrar una cura.

Pero basta con prestar un poco de atención para darnos cuenta de que no se trata de reportaje riguroso: los datos fueron tomados de un único estudio hecho a ratones que además no ha aparecido en ninguna publicación científica.

Según la Organización de la Industria Biotecnológica, la probabilidad de que un estudio llevado a cabo en humanos termine siendo efectivo es de uno en diez. Y con respecto al cáncer, el 97% de las drogas que se prueban (en seres humanos) terminan fallando. Imaginen las probabilidades de un estudio hecho a ratones.

Por no hablar que el desarrollo de este tipo de drogas (y AEBi recién empezaba el desarrollo de esta nueva droga) puede tomar, como muy poco, cinco años.

No hay soluciones mágicas

Las fake news se aprovechan de la ingenuidad del lector, que en muchos casos cree lo que quiere creer. Así es normal que alguien que padezca esta enfermedad albergue esperanzas cuando lee por internet sobre curas milagrosas. Pero a la hora de abordar lo que leemos en internet siempre es sano un sano escepticismo, sobre todo si tenemos presente el dato que ofrecíamos al principio: más de 70% de las cosas que leerá por internet sobre el cáncer son falsas.

Esta enfermedad es mucho más antigua que el ser humano, y se han encontrado tipos de metástasis en fósiles de dinosaurios. No es nada realista pensar que se va a encontrar una cura unánime para todos los tipos de cáncer.

Claro que ha habido avances muy importantes, y por ejemplo el ex presidente Jimmy Carter hoy está vivo gracias a un medicamento llamado Keytruda, que prepara al sistema inmunológico para atacar tumores. Pero no todos los organismos son iguales ni todos responden tan bien a ciertos tratamientos. Por no hablar de los múltiples efectos secundarios.

El peligro es que muchas veces los pacientes abandonan los tratamientos porque creen haber dado con una solución mágica en internet. Pero para el cáncer no hay soluciones mágicas ni el ser humano está cerca de encontrar la cura. Es una enfermedad muy artera, un problema de salud pública demasiado grande como para abordarlo con fake news.

Cáncer sin Bulos

(Extractos de un artículo publicado en EFEsalud)

El cáncer es la enfermedad sobre la que más bulos se difunden en internet y redes sociales, debido a la alarma que genera y al desconocimiento sobre su fisiología entre la población.

Ésta es la principal conclusión de los ponentes en el I Simposio #CáncersinBulos, organizado por el Observatorio #SaludsinBulos (www.saludsinbulos.com) y el Comité de Pacientes del Hospital Clínico San Carlos.

“Los bulos sobre el cáncer se extienden más y más rápido debido a las redes sociales y Whatsapp”, ha resaltado Carlos Mateos, coordinador de #SaludsinBulos y vicepresidente de la Asociación de Investigadores en eSalud (AIES), impulsora de esta iniciativa.

(…)

Tres grandes grupos de mentiras

Los responsables de la iniciativa han identificado tres grandes áreas temáticas en los bulos de cáncer: los llamados superalimentos, las emociones y los objetos cotidianos a los que se les atribuye capacidad cancerígena.

“Desde el Observatorio nos llegan muchas informaciones falsas que exageran los beneficios preventivos de algún alimento, como es el caso del limón, como en su día fue la papaya, que muchas personas han incorporado en su dieta con esa convicción. También hemos detectado teorías peligrosas sobre cómo un conflicto emocional no resuelto es la causa de esta enfermedad, lo que permite a sus instigadores enriquecerse a cuenta de ello. Y, por último, abundan los bulos sobre sustancias de nuestro alrededor a las que, de repente, se les atribuye propiedades cancerígenas, como los pintalabios o el aire acondicionado del coche”, expone Mateos.

Los bulos sobre cáncer pueden tener consecuencias funestas. “En España ha aumentado la morbimortalidad en pacientes que abandonan el tratamiento farmacológico y apuestan por alguna pseudoterapia sin fundamento científico”, advierte el doctor Julio Zarco, director del Área de Personalización de la Asistencia Sanitaria y Responsabilidad Social Corporativa del Hospital Universitario Clínico San Carlos, quien destaca la labor de #SaludsinBulos para identificar y desmontar las llamadas ´fake news´ en salud, en colaboración con profesionales sanitarios, pacientes y comunicadores.

De hecho, un reciente estudio de la Facultad de Medicina de Yale publicado en la revista Jama Oncology alerta sobre el impacto de las pseudoterapias en los pacientes con cáncer. El trabajo analiza 1,9 millones de casos de pacientes oncológicos entre enero de 2004 y diciembre de 2013. La investigación concluye que quienes utilizan terapias alternativas son más propensos a rechazar los tratamientos convencionales y tienen, por tanto, mayor riesgo de muerte.

En la misma línea se expresa el doctor Pedro Pérez Segura, jefe del Servicio de Oncología del Hospital Clínico San Carlos. “El cáncer es una enfermedad que sigue provocando mucho miedo, por lo que muchos pacientes buscan soluciones mágicas a las que aferrarse, sobre todo cuando el pronóstico no es bueno. Y ninguna sustancia evita un cáncer por sí sola, y mucho menos porque la tomemos con espíritu positivo, como algunos falsos gurús quieren hacernos creer”, explica. Por ello, recomienda que los profesionales sanitarios orienten a los pacientes sobre cómo buscar información fiable en internet.

Artículo completo


Imagen inicial: PDPics (principal) y pandoraferrari en Pixabay.

Artículos Relacionados


¿Tiene información sobre esta noticia?

13 + 13 =

(Puede ser anónimo)


NOTA LEGAL. 1. El grado de certeza asignado por VK a una información noticiosa no debe considerarse un dictamen forense, sino una conclusión experta basada en información y documentos públicos de fuentes consideradas confiables. 2. Las fuentes citadas y conectadas por direcciones URL pueden cambiar o desparecer y su comportamiento no está en control de VerifiKado. 3. La información de este análisis puede cambiar por alguna de estas razones: a) Se agrega nueva información verificada o b) Se retira información considerada inexacta o no confiable. 4. En todo caso, la información se entrega “AS IS”, como se presenta al momento de ser consultada. Más sobre nuestro proceso de verificación.