¿Estados Unidos tendrá un Congreso dividido tras las elecciones de medio término?

¿Estados Unidos tendrá un Congreso dividido tras las elecciones de medio término?

MENÚ: INICIO — MAPA — CONTACTO

Lo más probable es que los demócratas recuperen el control de la Cámara baja mientras los republicanos conserven la mayoría en el Senado. Al no lograr los demócratas la mayoría en el Senado cualquier iniciativa de impeachment estará destinada al fracaso casi con seguridad.

(Octubre 8, 2018). A menos de un mes de las elecciones de medio término en Estados Unidos (se celebrarán el 6 de noviembre) los demócratas parecen encaminados a recuperar el control de la Cámara de Representantes, aunque el Senado quedaría en manos republicanas.

Las elecciones representarán un referéndum para Donald Trump, quien en las últimas mediciones tenía una baja aprobación del 36%, pero además pondrían incluso en peligro la posibilidad de que terminase su mandato, pues un Senado y una Cámara de Representantes en manos demócratas dispararían las opciones de que se le realizase un impeachment.

Hace más de un mes Verifikado realizó un análisis de lo que por entonces (finales de agosto) permitían predecir las encuestas, y desde entonces tanto demócratas como republicanos han consolidado sus opciones de hacerse con el control de la cámara baja y mantener la mayoría en el Senado, respectivamente.

Proyecciones

Se elegirán 34 senadores (un tercio de ese cuerpo), 435 miembros de la Cámara de Representantes (la totalidad de los asientos) y los gobernadores de 36 estados (de 50). Para obtener la mayoría en la Cámara de Representantes se necesitan 218 escaños, y la mayoría en el Senado se consigue con 51 senadores.

La composición actual es favorable a los republicanos en ambas cámaras: 241 escaños contra 194 en la baja y 51 senadores contra 47 demócratas (y dos independientes que suelen votar junto a los demócratas) en la alta.

Según el sitio web RealClearPolitics, que realiza un promedio de todas las encuestas que se hacen públicas, hoy los demócratas tendrían asegurados 205 escaños en la Cámara de Representantes contra 198 de los republicanos. En los 32 restantes la diferencia es menor de 5 puntos.

Y aunque para esta elección los votantes demócratas superan a los republicanos en 6,6%, lo cierto es que el Senado parece destinado a permanecer sin mayores cambios.

En este momento los republicanos tendrían asegurados 48 senadores contra 44 demócratas. Para los 8 puestos restantes es difícil hacer una predicción.

Al hacer un análisis de estas ocho reñidas carreras por el Senado, vemos que los demócratas tienen una ligera ventaja en cinco de ellas, los republicanos controlan por un escaso margen dos y existe una (Missouri) en donde el candidato demócrata aventaja por menos de medio punto a su rival republicana.

Es decir, en un escenario ideal para los demócratas (aunque poco probable), podrían obtener hasta 50 senadores, exactamente la mitad de ese cuerpo. Y en votaciones empatadas quien rompe la igualdad es el vicepresidente.

El problema es que, por más baja que sea la popularidad de Trump, de los 34 senadores que se escogerán (33 en elecciones regulares y uno en elección especial), los demócratas defienden 24, además de los dos independientes que suelen votar por ellos.

Es decir, existen 43 senadores republicanos que ya tienen su puesto asegurado, pues no necesitan ir a elección. El partido solo debe defender 8 sillas en el Senado.

Los demócratas defienden además diez escaños en estados en los que ganó Trump en las elecciones presidenciales de 2016, mientras que los republicanos solo  un escaño en un estado ganado por Hillary Clinton

En cuanto a las gobernaciones hoy los republicanos cuentan con 33, los demócratas con 16 y existe uno independiente (Alaska). Según las proyecciones de las encuestas, los conservadores tendrían 23 gobernaciones aseguradas (entre las que no están en juego y las que ganarán en las elecciones de medio término) contra 19 de sus adversarios. Las campañas están muy reñidas en 8 estados.

Nuestra validación

Así las cosas, lo más probable es que los demócratas recuperen el control de la Cámara baja pero los republicanos conserven la mayoría en el Senado.

Aunque la popularidad de Trump es muy baja, su partido defiende en el Senado apenas 8 puestos de los 34 que están en juego.

Se podría pensar que estos resultados son un éxito para los demócratas, que actualmente no tienen control de ninguna de las dos cámaras, y en cuanto a gobernaciones no cuentan ni con la mitad de la de los republicanos. Sin embargo, al no lograr la mayoría en el Senado cualquier iniciativa de impeachment estará destinada al fracaso casi con seguridad.

Y perder legisladores en esta elección tampoco será una tragedia para Trump, al fin y al cabo, en las tres últimas elecciones de medio término (2006, 2010 y 2014) el partido gobernante siempre perdió puestos en el Congreso.

 


Imagen inicial: VK con insumos de Pixabay.

Artículos Relacionados

Artículos Recientes


¿Tiene información sobre esta noticia?

12 + 12 =

(Puede ser anónimo)


NOTA LEGAL. 1. El grado de certeza asignado por VK a una información noticiosa no debe considerarse un dictamen forense, sino una conclusión experta basada en información y documentos públicos de fuentes consideradas confiables. 2. Las fuentes citadas y conectadas por direcciones URL pueden cambiar o desparecer y su comportamiento no está en control de VerifiKado. 3. La información de este análisis puede cambiar por alguna de estas razones: a) Se agrega nueva información verificada o b) Se retira información considerada inexacta o no confiable. 4. En todo caso, la información se entrega “AS IS”, como se presenta al momento de ser consultada. Más sobre nuestro proceso de verificación.

Jair Bolsonaro, candidato ultraderechista, gana la primera vuelta en Brasil

Jair Bolsonaro, candidato ultraderechista, gana la primera vuelta en Brasil

MENÚ: INICIO — MAPA — CONTACTO

Jair Bolsonaro obtuvo este domingo un 46% de los votos en las elecciones presidenciales en Brasil, una victoria contundente cerca del umbral necesario para ser presidente. La segunda vuelta será el 28 de octubre y, de ganar el candidato ultraderechista, significará una aguda vuelta de timón en la política del gigante suramericano.

(Octubre 8, 2018). Señala La Vanguardia:

El ultraderechista Jair Bolsonaro obtuvo este domingo un 46 % de los votos en las elecciones presidenciales en Brasil, pero se quedó a un paso del poder y disputará una segunda vuelta el 28 de octubre con el progresista Fernando Haddad, que logró el 29 %.

 

La victoria de Bolsonaro fue aplastante y muy superior a lo que vaticinaban las encuestas, pero los cuatro puntos porcentuales que le faltaron postergarán la definición, que, de acuerdo a los sondeos, pudiera no ser tan fácil como la primera vuelta celebrada el domingo.

Reporta CNN:

Bolsonaro, excapitán del Ejército y congresista, estuvo cerca de llegar a la cifra clave, pero se quedó con 46,5% de votos, según cifras preliminares, con el 97% escrutado, mientras que Haddad, exalcalde de Sao Paulo, tuvo 28,5%.

 

(…)  La campaña estuvo marcada por el ascenso del ultraderechista Bolsonaro, la inhabilitación del expresidente Luiz Inacio Lula da Silva, quien hizo campaña desde prisión, y nuevas revelaciones de la investigación anticorrupción Lava Jato, que lleva ya cuatro años y que ha sacudido a los partidos políticos establecidos en la nación de 200 millones de habitantes.

 

Brasil, además, se encuentra en medio de una prolongada recesión económica, así como en un entorno de violencia extrema que vio llegar las tasas de homicidios a niveles récord el año pasado.

¿Un nuevo Trump?

En octubre de 2015, la edición Brasil de la cadena BBC advertía que la carrera presidencial de 2018 “podía tener un Trump brasileño”. Se refería al diputado federal por Río de Janeiro, Jair Bolsonaro, quien por entonces sorprendía al encaramarse en el cuarto lugar de las encuestas, justo en momentos en que Donald Trump iniciaba la disputa por la nominación republicana, que en 2016 lo llevaría finalmente a la Casa Blanca. “Venció aquel que luchó contra ‘todo y todos’. En 2018 Brasil seguirá el mismo camino”, dijo el diputado ultraderechista tras concretarse el triunfo de Trump.

 

¿Pero cómo es posible que el “Trump brasileño” llegara a esta instancia? El hartazgo con la corrupción protagonizada por los políticos tradicionales, la crisis económica y el nivel de inseguridad tienen mucho que ver, a juicio de los analistas. De partida, su nombre es uno de los pocos no citados en el escándalo de Petrobras. “Como hay un rechazo creciente a los políticos tradicionales y una fuerte crisis moral relacionada a ellos, impulsada por la Operación Lava Jato, hay espacio para el crecimiento de nuevas alternativas. Bolsonaro ha ocupado ese espacio de desencanto, de rebelión y deseo de soluciones inmediatas”, comentó a La Tercera Mauro Paulino, director general de la encuestadora Datafolha.

Dilma fuera

La destituida ex mandataria de BrasilDilma Rousseff , del Partido de los Trabajadores (PT), perdió las elecciones de hoy para ocupar una curul en el Senado representando al estado de Minas Gerais. Rousseff ocupó la cuarta posición con un 15.04 % de los votos, según los datos oficiales con el 93.17% de las mesas escrutadas.

 

De acuerdo con los resultados, Dilma Rousseff, quien lideraba todos los sondeos previos a los comicios, se quedó muy lejos de las dos primeras posiciones que daban derecho a dos asientos en el Senado en ese estado, el segundo más poblado del Brasil.

La segunda vuelta de las elecciones brasileñas se realizará el próximo 28 de octubre.

Imagen inicial: Wikicommons.

Artículos Relacionados

Artículos Recientes


¿Tiene información sobre esta noticia?

8 + 1 =

(Puede ser anónimo)


NOTA LEGAL. 1. El grado de certeza asignado por VK a una información noticiosa no debe considerarse un dictamen forense, sino una conclusión experta basada en información y documentos públicos de fuentes consideradas confiables. 2. Las fuentes citadas y conectadas por direcciones URL pueden cambiar o desparecer y su comportamiento no está en control de VerifiKado. 3. La información de este análisis puede cambiar por alguna de estas razones: a) Se agrega nueva información verificada o b) Se retira información considerada inexacta o no confiable. 4. En todo caso, la información se entrega “AS IS”, como se presenta al momento de ser consultada. Más sobre nuestro proceso de verificación.