fbpx
¿Trump dona todo su sueldo mientras Obama nunca donó nada?

¿Trump dona todo su sueldo mientras Obama nunca donó nada?

MENÚ: INICIO — MAPA — CONTACTO

Uno todo, uno casi 3 cuartas partes, pero ambos donaron. Sobre el staff de las Primeras Damas, a una le cuentan cuando empezaba y a la otra en un breve período de su estadía en la Casa Blanca. Éste es un caso de medias verdades y mentiras mezcladas, le damos K amarilla porque nada es blanco y negro.

Javier Brassesco

(Agosto 6, 2018). Por las redes sociales circula una imagen en donde se afirma que mientras que Donald Trump dona la totalidad de su salario presidencial, su antecesor Barack Obama nunca donó nada. También se afirma que Melania Trump tiene un personal que se limita a cuatro persona, Michelle Obama tenía a 23 personas trabajando para ella.

Se trata de un ejemplo clásico de lo que llamamos “fake news”, en donde datos verdaderos se mezclan con datos falsos con la intención de impulsar una causa o una personalidad (Donald Trump, en este caso) y denigrar a otra (Barack Obama).

El portal Snopes analizó este caso y revela que existe un dato verdadero en toda esta información (Trump, en efecto, dona la totalidad de su salario a distintas organizaciones), dos que tienen una parte de verdad y otra falsa (para Hillary Clinton llegaron a trabajar 23 personas, aunque solo durante los últimos meses del segundo mandato de su esposo –y se trata de una cifra hasta baja se se compara con otras primeras damas-, y para Melania trabajan hoy 12 personas) y uno rotundamente falso: Obama sí realizó donaciones de su salario y además donó lo que le pagaron por ganar el Nóbel de la Paz.

Trump realiza donaciones cada tres meses, equivalente a la cuarta parte de su salario anual, repartidas entre las siguientes organizaciones: el Servicio de Parques Nacionales, el Departamento (Ministerio) de Educación, el Departamento de Salud, el Departamento de Transporte y el Departamento de Asuntos para los Veteranos.

Obama no donó la totalidad de su salario (ni estaba obligado a hacerlo ni hizo esa promesa), aunque en sus ocho años de mandato realizó donaciones por un total de 1,1 millones de dólares a partir de su salario como presidente, lo que equivale al 34% del total de los 3,2 millones que recibió. El mayor beneficiado –casi 400 mil dólares- fue la Fisher House Fundation, que apoya a familias de veteranos de guerra.

Además donó los 1,4 millones de dólares que ganó al obtener el Nóbel de la Paz en 2009 a diez organizaciones distintas. Si se juntan el total de donaciones, Obama entregó alrededor del 78% del total que recibió por salarios.

En cualquier caso no es una comparación justo, pues Trump es un multimillonario y Obama no. Aparte de Trump los únicos presidentes que donaron la totalidad de su sueldo fueron Herbert Hoover y John Kenney, y ambos tenían una considerable riqueza personal.

¿Tantos ayudantes?

En cuanto al otro tema tratado, el personal que trabajó para la primera dama Michelle Obama estuvo entre 22 y 24 personas, algo parecido al número de personas que atendió a Laura Bush, pero menor a las alrededor de 30 que estuvieron contratadas por Lady Bird Johnson o Betty Ford, por ejemplo, o las 40 de Jackie Kennedy.

El de Melania Trump es un caso singular, pues no se mudó a la Casa Blanca hasta cinco meses después de que su marido había asumido la presidencia, y estuvo muy poco activa durante el primer año de gestión. La cifra de cuatro personas está tomada en un reporte hecho por la Casa Blanca en 2017 al Congreso. Ese reporte fue publicado apenas el 1 de julio de 2017, cuando Melania tenía solo dos semanas viviendo en la Casa Blanca.

Ya en enero de 2018 el personal total de Melania Trump ascendía a 12 personas, menor que el de Michelle pero tres veces mayor a lo que se afirma en la imagen que circula por las redes.

 


Imagen inicial: Composición de VK con insumos de Pixabay.

¿Tiene información sobre esta noticia?

13 + 15 =

(Puede ser anónimo)


NOTA LEGAL. 1. El grado de certeza asignado por VK a una información noticiosa no debe considerarse un dictamen forense, sino una conclusión experta basada en información y documentos públicos de fuentes consideradas confiables. 2. Las fuentes citadas y conectadas por direcciones URL pueden cambiar o desparecer y su comportamiento no está en control de VerifiKado. 3. La información de este análisis puede cambiar por alguna de estas razones: a) Se agrega nueva información verificada o b) Se retira información considerada inexacta o no confiable. 4. En todo caso, la información se entrega “AS IS”, como se presenta al momento de ser consultada. Más sobre nuestro proceso de verificación.

¿Se recupera la prensa gracias a las noticias falsas?

¿Se recupera la prensa gracias a las noticias falsas?

MENÚ: INICIO — MAPA — CONTACTO

Sorpresa, sorpresa, la gente está volviendo a la prensa reconocida huyendo de las noticias falsas. Otra novedad: Son los millenials los que lideran el movimiento.

(Agosto 6, 2018). La prensa estadounidense ha transitado una etapa tumultuosa que empezó su escalada en 2016, cuando llegó a tener el más bajo índice de confianza en la Encuesta Gallup (32%), además de ataques del Presidente, políticos de todo el país e incluso de buena parte de su audiencia. Publicamos dos trabajos al respecto:

A partir de 2016, pues, la prensa se reagrupó y, poco a poco, fue enfrentando fenómenos como la “posverdad”, el caos informacional de las redes sociales y, por supuesto, las noticias falsas. Las preguntas son: ¿Ha logrado recuperarse? ¿Cuál ha sido la respuesta del público? ¿Están ganado la batalla las noticias falsas?

El informe In News We Trust, realizado por Censuswide para estudiar el impacto y las consecuencias negativas y positivas de las noticias falsas en la prensa. Démosle un vistazo:

El trabajo reúne respuestas de 16.000 consumidores de 8 países (Brasil, México, EEUU, Reino Unido, Francia, España, Alemania e Italia) y analiza las actividades y tendencias sobre el consumo de noticias y la publicidad y el impacto que tienen las noticias falsas.

La mitad de los encuestados consume noticias entre 1 y 5 veces al día:

De los medios por los que se consumen noticias, los más confiables son la televisión (30%) y medios online (18%).

Como puede observarse, los social media tienen un bajo porcentaje de confiabilidad (11%). No obstante, los medios que prefiere la gente para consumir noticias son las publicaciones online (33%), la TV (31%) y los social media (20%).

La atención de la gente al consumir noticias se reparte principalmente en Impresos (65%) y medios online (60%).

El primer hallazgo es altamente relevante: Las noticias falsas empujaron a los lectores hacia los sitios web tradicionales de información. Quienes están seguro de ello constituyen el 36% y los que dicen que probablemente sí, 43%. Entre ambos acumulan 79%.

Por edades, los millenials (de 16 a 34 años) son el grupo más proclive a buscar fuentes de noticias confiables con 84%. Le siguen los de 35 a 54 con 77%.

Estos datos parecen indicar que, en efecto, el público ha entendido el valor de una fuente de noticias conocida, reconocida y confiable en vez de la multiplicidad de fuentes que pulula en los medios online. Las noticias falsas, pues, podrían estar dándose un “tiro en su propio pie” porque están empujando a la gente a buscar pocas pero confiables opciones de información vrificada y profesionalmente producidas.


Imagen inicial: Pixabay.


¿Tiene información sobre esta noticia?

5 + 11 =

(Puede ser anónimo)


NOTA LEGAL. 1. El grado de certeza asignado por VK a una información noticiosa no debe considerarse un dictamen forense, sino una conclusión experta basada en información y documentos públicos de fuentes consideradas confiables. 2. Las fuentes citadas y conectadas por direcciones URL pueden cambiar o desparecer y su comportamiento no está en control de VerifiKado. 3. La información de este análisis puede cambiar por alguna de estas razones: a) Se agrega nueva información verificada o b) Se retira información considerada inexacta o no confiable. 4. En todo caso, la información se entrega “AS IS”, como se presenta al momento de ser consultada. Más sobre nuestro proceso de verificación.