fbpx
¿Puede Donald Trump perdonarse a sí mismo?

¿Puede Donald Trump perdonarse a sí mismo?

MENÚ: INICIO — MAPA — CONTACTO

La Constitución no es expresa ni específica respecto a los auto perdones presidenciales en general. En el caso de uno que implicara “impeachment” (destitución presidencial) hay argumentos válidos a favor y en contra.

Si se presentara el caso de un auto-perdón en el contexto de un “impeachment”,  la última palabra la tendría la Corte Suprema de Justicia. K amarilla porque no hay respuesta concluyente.

(Mayo 7, 2018). Como suele ocurrir, todo empezó con un tuit:

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, comentó en Twitter que se podría indultar a sí mismo por el caso de la supuesta injerencia del gobierno ruso en la elecciones de 2016. Sin embargo, manifestó que no tendría por qué otorgarse perdón ya que él no cometió ningún error.

 

“Como ha sido establecido por numerosos especialistas en derecho, tengo el absoluto derecho de otorgarme perdón a mí mismo; pero por qué haría eso cuando no he hecho nada malo”, escribió en la red social.

Más allá de la confesión de inocencia, lo que ha generado discusión entre juristas y observadores es si el Presidente de los Estados Unidos tiene la capacidad o competencia legal para personarse un delito a sí mismo. ¿La respuesta? Acudimos a Alex Kasprak de Snopes, quien hace un análisis muy completo:

Ni la Constitución ni los cientos de años de fallos de la Corte Suprema han respondido directamente a la legalidad de esta pregunta.

 

(…) ¿Hay límites para el poder de perdón presidencial?

Más allá de la estipulación de que el crimen es federal y que el perdón no pretende perdonar una acusación, la Corte Suprema ha sido extremadamente reticente a limitar el poder del indulto presidencial, y lo ha hecho solo en unas pocas ocasiones.

 

(…) ¿Cuáles son los argumentos para la legalidad de un auto perdón?

El argumento de que sería constitucional que un presidente se perdonara a sí mismo, más simplemente declarado, es que la Constitución de los EE. UU. no dice que no puede hacerlo. Esto es, por supuesto, cierto: la Constitución proporciona solo una oración de explicación respecto a ese poder.

Tampoco existen precedentes históricos ni sentencias de la Corte Suprema que hayan investigado esta posibilidad. Michael W. McConnell, Director del Centro de Derecho Constitucional de la Facultad de Derecho de Stanford, nos dijo que “los pocos casos en el Tribunal Supremo de Estados Unidos han sido sobre el alcance de las consecuencias de un indulto, en lugar de las ocasiones para su ejercicio”.

(…) John Yoo, un ex vicefiscal general adjunto en la Oficina de Asesoría Jurídica de George W. Bush, argumentó en un artículo de opinión del New York Times de octubre de 2017 que tal acto sería constitucional, aunque mal concebido:

El presidente Trump ha tuiteado que tiene el “poder completo para perdonar”. Como alguien que apoyó la lectura más amplia del poder ejecutivo como asistente del fiscal general durante la administración de George W. Bush, creo que el Mr. Trump tiene razón sobre el apoyo de la Constitución . El artículo II declara que el presidente “tendrá el poder de conceder indultos y perdones por delitos contra los Estados Unidos, excepto en casos de acusación”. El presidente Trump puede indultar claramente a cualquier persona, incluso a sí mismo, sujeto a la investigación de Mueller.

 

(…) Argumentos contra la legalidad de un auto perdón

El argumento más comúnmente citado en contra de la legalidad del auto-perdón es un memo escrito por la Fiscal General Auxiliar Interina Mary C. Lawton cuatro días antes de que Richard Nixon renuncie a su cargo. En esa nota se discuten los posibles argumentos de por qué un auto-perdón puede ser ilegal y se ofrecen posibles remedios en caso de que uno haya sido otorgado, y ahora sirve como la única guía del Departamento de Justicia sobre el tema:

De conformidad con el Artículo II, Sección 2 de la Constitución, el “Poder para otorgar cancelación o posposición de penas y Perdones por delitos contra los Estados Unidos, excepto en casos de Acusación”, corresponde al Presidente. Esto plantea la pregunta de si el presidente puede perdonarse a sí mismo. Bajo la regla fundamental de que nadie puede ser un juez en su propio caso, parecería que la pregunta debe ser respondida en forma negativa.

Otros argumentos en contra de la legalidad de un auto-perdón se refieren a la cláusula de “excepto en los casos de acusación” del poder de indulto. En un artículo de opinión del Washington Post del 21 de julio de 2017, Laurence Tribe, profesor de Derecho Constitucional de Harvard, y Richard Painter y Norman Eisen, abogados de ética de la Casa Blanca, argumentaron que la inclusión de la cláusula de “impeachment” hace improbable que los redactores quisieran que los perdones fueran legales:

El Departamento de Justicia tenía razón en que se podía encontrar una guía en los principios perdurables de que nadie puede ser tanto el juez como el demandado en el mismo asunto, y que nadie está por encima de la ley.

La Constitución específicamente prohíbe al presidente usar el poder del perdón para evitar su propia destitución y remoción. Agrega que cualquier funcionario removido a través de una acusación permanece completamente sujeto a enjuiciamiento criminal. Esa disposición no tendría sentido si el presidente pudiera perdonarse a sí mismo.

 

Conclusiones

  • La Constitución no es expresa ni específica al respecto.
  • Hay argumentos válidos a favor y en contra.
  • Si se presentara el caso de un auto-perdón en un caso que pudiera implicar “impeachment” (destitución) la última palabra la tendría la Corte Suprema de Justicia.

 


Imagen principal: VK con insumos de Pixabay.com.

REFERENCIAS

¿Tiene información sobre esta noticia?

11 + 14 =

(Puede ser anónimo)


NOTA LEGAL. 1. El grado de certeza asignado por VK a una información noticiosa no debe considerarse un dictamen forense, sino una conclusión experta basada en información y documentos públicos de fuentes consideradas confiables. 2. Las fuentes citadas y conectadas por direcciones URL pueden cambiar o desparecer y su comportamiento no está en control de VerifiKado. 3. La información de este análisis puede cambiar por alguna de estas razones: a) Se agrega nueva información verificada o b) Se retira información considerada inexacta o no confiable. 4. En todo caso, la información se entrega “AS IS”, como se presenta al momento de ser consultada. Más sobre nuestro proceso de verificación.

¿Está enfermo López Obrador?

¿Está enfermo López Obrador?

MENÚ: INICIO — MAPA — CONTACTO

35%. No se puede descartar de plano alguna enfermedad importante, pero lo cierto es que no se han presentado pruebas de que exista algo más allá de los cuidados que debe tener alguien que ya padeció un ataque al corazón y sufre de hipertensión.

Dependerá de factores como: episodios de decaimiento en público, acceso a los reportes médicos o señales visibles y obvias de problemas de salud. K roja con tendencia al alza.

Javier Brassesco

(Junio 7, 2018). En las redes corren muchos rumores sobre el estado de salud de Andrés Manuel López Obrador, el candidato de Morena que hoy  puntea en las encuestas de cara a las elecciones presidenciales del próximo 1 de julio en México.

Por ejemplo ha circulado mucho un video en donde AMLO luce como perdido, olvidando el nombre de los empresarios y con gestos “inquietantes”:

 

A principios de mayo, en una entrevista, pareció sentirse mal y en cualquier caso olvidó lo que debía decir:

Incluso existe un spot publicitario en donde se critica tanto la salud como la edad de AMLO:

A mediados de mayo corrió el fuerte rumor de que estaba hospitalizado, y el periodista Jorge Fernández Menéndez escribió entonces en una columna en Excelsior que AMLO “consume antipsicóticos, no sigue las indicaciones de los médicos que vigilan su corazón, vive en estrés…” y que por todo eso aparenta más de los 65 años que tiene.

Todos estos rumores se alimentan sobre todo de un hecho: López Obrador sufrió un infarto en diciembre de 2013 y debió ser intervenido de emergencia.

Desde entonces se dice que un grupo de médicos cubanos que viven en Miami, comandados por el neurocirujano Félix Dolorit, viajan quincenalmente a México para cuidar su salud.

Otro periodista, Pablo Hiriart, indicó que el tabasqueño tiene daños “severos” en el corazón y un grave padecimiento en la columna vertebral (por eso estaría siendo atendido por un neurocirujano como Dolorit).

AMLO ha negado estas versiones sobre sus problemas de salud una y otra vez.

La prensa ha tratado de contactar a Dolorit, pero ha sido en vano:

Médico que atiende a AMLO, se niega a dar información

 

En diciembre de 2017 el candidato del PRI José Antonio Meade propuso que todos los candidatos se sometieran a pruebas de salud física y mental, pero López Obrador se negó: “Yo soy hipertenso, me tengo que tomar un coctel de pastillas diarias para que no me aumente la tensión”.

Esto de la salud de AMLO es un argumento que se ha usado otras veces, incluso antes de que sufriera ese infarto. En muchas ocasiones vuelve a aparecer este video en donde el candidato trastabilla y por un momento parece perder el conocimiento, pero es del año 2009, dato que muchas veces se omite:

Nuestra validación

López Obrador lleva -prácticamente- más de doce años en campaña casi permanente (ocupó el segundo lugar tanto en 2006, cuando perdió por 0,1%, como en 2012). Es normal que en muchas ocasiones los agitados actos de campaña le pasen factura y en algunas ocasiones (muy pocas a juzgar por lo que se ha grabado) luzca cansado u olvide lo que debe decir. 65 años no pasan en vano, menos para una persona que ya sufrió un infarto.

Aunque en las redes se habla a menudo de que se desmayó en pleno acto de campaña, el video que se utiliza siempre es el mismo: un mitin de 2009 en donde López Obrador parece perder el conocimiento por unos momentos (ni siquiera llega a desmayarse).

Ciertamente no se puede descartar de plano alguna enfermedad importante, pero lo cierto es que no se han presentado pruebas de que exista algo más allá de los cuidados que debe tener alguien que ya padeció un ataque al corazón y sufre de hipertensión.

Le otorgamos 35% de grado de certeza con tendencia al alza, es decir, falso pero en límite mismo de lo incierto y con posibilidad de pasar a amarillo. Dependerá de factores como: episodios de decaimiento en público, acceso a los reportes médicos o señales visibles y obvias de problemas de salud. Por el momento, consideramos que es falso que tenga una enfermedad que le impida continuar la campaña o, de lograrla, ejercer la Presidencia. Seguiremos de cerca este desarrollo.


Imagen principal: VK.

REFERENCIAS

¿Tiene información sobre esta noticia?

12 + 10 =

(Puede ser anónimo)


NOTA LEGAL. 1. El grado de certeza asignado por VK a una información noticiosa no debe considerarse un dictamen forense, sino una conclusión experta basada en información y documentos públicos de fuentes consideradas confiables. 2. Las fuentes citadas y conectadas por direcciones URL pueden cambiar o desparecer y su comportamiento no está en control de VerifiKado. 3. La información de este análisis puede cambiar por alguna de estas razones: a) Se agrega nueva información verificada o b) Se retira información considerada inexacta o no confiable. 4. En todo caso, la información se entrega “AS IS”, como se presenta al momento de ser consultada. Más sobre nuestro proceso de verificación.

VerifiKado en Elecciones Colombia: Duque vs Petro – Segunda vuelta

VerifiKado en Elecciones Colombia: Duque vs Petro – Segunda vuelta

MENÚ: INICIO — MAPA — CONTACTO

Lo verificado en la segunda vuelta de las elecciones presidenciales Colombia 2018. Incluye el promedio de encuestas más actualizado.

¿Tiene información sobre esta noticia?

7 + 3 =

(Puede ser anónimo)


NOTA LEGAL. 1. El grado de certeza asignado por VK a una información noticiosa no debe considerarse un dictamen forense, sino una conclusión experta basada en información y documentos públicos de fuentes consideradas confiables. 2. Las fuentes citadas y conectadas por direcciones URL pueden cambiar o desparecer y su comportamiento no está en control de VerifiKado. 3. La información de este análisis puede cambiar por alguna de estas razones: a) Se agrega nueva información verificada o b) Se retira información considerada inexacta o no confiable. 4. En todo caso, la información se entrega “AS IS”, como se presenta al momento de ser consultada. Más sobre nuestro proceso de verificación.